Los romanos invaden Cambre este fin de semana en la romería Galaicoi

“Cambre non pagará aos romanos, esta terra é nosa!”, gritaron ayer los castrexos ante la llegada de la invasión romana, que exigió el pago de tributos al imperio.

Los romanos invaden Cambre este fin de semana en la romería Galaicoi
Las tropas del imperio romano declararon la guerra ayer a los cambreses | patricia g. fraga
Las tropas del imperio romano declararon la guerra ayer a los cambreses | patricia g. fraga

“Cambre non pagará aos romanos, esta terra é nosa!”, gritaron ayer los castrexos ante la llegada de la invasión romana, que exigió el pago de tributos al imperio. La negativa de los locales ha desatado la guerra en el municipio cambrés, que viaja al pasado este fin de semana en la tercera edición de la romería Galaicoi.
Hasta mañana, el centro del municipio es epicentro de multitud de recreaciones históricas, con el castro Maior con 30 cabañas o pallozas –el doble que el año pasado–, donde se ubican los castrexos, y el Campo da Feira entregado a los excesos de la antigua Roma. Conecta las dos zonas un mercado por la calle de Wenceslao Fernández Flórez en el que se oferta desde alimentación hasta complementos, juguetes de madera y ropa.
Ocio y cultura 
Espectáculos musicales, pasacalles, juegos infantiles, talleres, combates entre gladiadores, photocall romano, magia y teatro son solo algunas de las propuestas que los vecinos y visitantes pueden disfrutar estos días en Cambre, que espera recibir a miles de personas. La intención del Gobierno local, indicó el concejal de Turismo y Patrimonio en la presentación de Galaicoi, es poner en valor los espacios históricos del municipio, especialmente el castro Maior y el yacimiento romano ubicado en el museo arqueológico.
Hasta 15 asociaciones se han instalado en el propio castro, que cuenta con hasta 30 pallozas, donde están viviendo una auténtica romería con música y comidas populares. “Queremos recuperar as romarías de antes, esta é unha romaría laica pero ten o mesmo espírito, o de xuntar aos veciños e visitantes nun espazo privilexiado e un ambiente festivo”, apuntó Ramón Boga.