domingo 20.10.2019

Roban en una casa de Altamira tras arder el taller ubicado en el bajo

Los ladrones aprovecharon que la  familia no pudo pasar la noche en la vivienda para acceder a ella

Bomberos de Arteixo, Betanzos y A Coruña se desplazaron al lugar para sofocar el incendio
Bomberos de Arteixo, Betanzos y A Coruña se desplazaron al lugar para sofocar el incendio

Los propietarios de Talleres Muíños, en Altamira (Cambre), sufrieron un robo en su vivienda en la madrugada de ayer, después de que alrededor de las 21.00 horas del miércoles comenzase a arder el bajo, donde se encuentra el taller de chapa y pintura. 


Los ladrones aprovecharon que la familia no pudo pasar la noche en su casa por el riesgo que entrañaba y accedieron rompiendo una ventana, logrando llevarse dinero y una televisión. “Están consternados, ya les avisaron de que iban a rondar la casa los ladrones de chatarra después de incendiarse el taller, pero esto fue un golpe para ellos”, explicaba ayer una vecina allegada a los afectados.

La Guardia Civil comentaba que hubo que apuntalar el bajo para evitar desplomes y que ayer todavía no se había registrado la denuncia del robo. Por su parte, el alcalde cambrés, Óscar García Patiño, se desplazó al lugar de los hechos tanto el miércoles por la noche, cuando se declaró el incendio, como durante la mañana de ayer para trasladar su apoyo a los afectados, igual que hicieron decenas de vecinos y amigos.

El fuego calcinó por completo el bajo del inmueble pero no hubo heridos. Según el 112 Galicia, una persona fue atendida en el mismo lugar por los servicios sanitarios al sufrir una crisis de ansiedad.


Concretamente, uno de los ocupantes de la casa fue quien llamó al Centro Integrado de Atención ás Emerxencias para avisar de que ardía la chimenea, por lo que el 112 alertó  de inmediato a Urxencias Sanitarias, Bomberos de Arteixo y Guardia Civil. También se informó la Policía Local y Protección Civil de la localidad.

Los efectivos comprobaron, a su llegada, que el fuego se había originado en el taller de reparación de vehículos, por lo que se dio aviso a los Bomberos de Betanzos y de A Coruña, además de poner en conocimiento de la situación a los servicios de Medio Ambiente de la Xunta.

Tras darse por finalizada la extinción del fuego, los bomberos confirmaron que las llamas arrasaron el taller en su totalidad. Según indicaron, ardieron varios vehículos, entre ellos dos camiones, además de un depósito de gasóleo y la cabina de pintura con distinto material de trabajo que almacenaba.

Algunos vecinos de la parroquia comentaban que el bajo contenía muchos materiales inflamables en su interior, como pinturas, disolventes, combustibles y aceites.

Comentarios