sábado 24/10/20

El Retiro, punto de partida para la recuperación de El Pasatiempo

Betanzos cerró una semana crucial para El Pasatiempo. La aprobación del convenio de colaboración entre el municipio y la Diputación de A Coruña, el pasado viernes por unanimidad de la corporación provincial, marca el inicio de la recuperación de la Huerta de Don Juan
El estanque del Retiro, en la “Terraza 1” es el más amplio de El Pasatiempo | AEC
El estanque del Retiro, en la “Terraza 1” es el más amplio de El Pasatiempo | AEC

Semana clave para la recuperación de El Pasatiempo. El viernes, la Diputación de A Coruña aprobó por unanimidad el convenio de colaboración con el Ayuntamiento de Betanzos para intervenir en le Estanque del Retiro, en la “Terraza 1” de la Huerta de Don Juan, y el mismo día, el Gobierno de María Barral confirmó su renuncia a las obras de acondicionamiento integral de la estructura metálica instalada durante las obras acometidas en los 90. El único acceso al área histórica que se utiliza desde entonces y que, casi desde su colocación, incomodó a los vecinos, convencidos de su intervención en el deterioro de los elementos originales del Parque de El Pasatiempo.

La “Terraza 1” es la más amplia  de las cinco y una de las más castigadas, además de la que registró alguno de los desprendimientos que hizo saltar las alarmas en los últimos años, en concreto, en uno de los muros del Estanque de la Gruta de la Recoleta y en la isla central del Estanque del Retiro, donde tiene previsto actuar, en una etapa incial, el Ayuntamiento de Betanzos.  Uno y otro están conectados por canalizaciones subterráneas, por lo que “calquera acción nun dos estanques e que afecte ao seu nivel, terá automáticamente repersución no outro”, apuntan los autores de la memoria del proyecto encargado a un equipo multidisciplinar de expertos para recuperar el más importante –por sus dimensiones y su cuidada decoración– de los estanques de El Pasatiempo. 

Esta actuación será capital para las posteriores, en tanto el resultado de estas obras “poderá servir de modelo a seguir para a resturación do resto do parque, e tamén para ir corrixindo as intervencións que non se consideren axeitadas”, anota el documento que suscriben los especialistas, encabezados por los arquitectos Xan Casabella y Xosé Díaz Vieites.

Las obras perseguirán un doble objetivo: actuar para que todos los elementos de este espacio puedan ser recorridos por el público para su conocimiento y admiración, sin riesgo alguno para su integridad, e intervenir en el material escultórico para su estabilización y conservación, si bien se evitará “completar as pezas deterioradas” proponiendo ceñir la reintegración de volúmenes a aquellos elementos que resulten perturbadores para el espectador  y siguiendo siempre critierios de “fidelidade á obra orixinal, na medida que a coñezamos a través de imaxes históricas” de los primeros años de El Pasatiempo.

Criterios 
Tiendo en cuenta que muchos de los elementos de El Retiro son arquitectónicos y tienen un papel estructural en el conjunto, las primeras acciones que de llevarán a cabo serán “asegurar ou reforzar”   todos los de este tipo que presenten “risco de caída, derrubamento ou alteración significativa” y, solo una vez completadas estas tareas, se procedería a intervenir sobre las piezas decorativas de El Retiro.  “Un exemplo claro desta metodoloxía –precisan los expertos– sería o da columna agrietada do templete, donde no se prodecerá á restauración das partes superficiais ata resolver o problema de apoio, para o que será necesaria a desmontaxe, arranxo e posterior recolocación da columna”, recoge la memoria de Casabella&Vieites. 

Tras e acuerdo unánime de la Diputación de A Coruña, la alcaldesa, María Barral, que siguió la sesión por vía telemática, manifestó su deseo de que estas actuaciones “no se queden sólo aquí, porque aunque el Ayuntamiento de Betabzos va a hacer esfuerzos importantes, existen otras necesidades en cuanto a equipamientos e infraestructuras municipales que también tienen que ser atendidos” y, en este sentido, apeló a la Xunta para que tenga en cuenta El Pasatiempo “y que se moje a la hora de colaborar como hizo la Diputación de A Coruña”.

“No nos podemos quedar en palabras sino que es necesario la implicación de la administración gallega en un proyecto que traspasa el ámbito local”, dijo Barral.

Comentarios