sábado 5/12/20

Rescatan a una joven atrapada en el fango tras meterse en el río Mandeo

Susto en el Mandeo durante la celebración del Luns de Entroido. Los servicios de emergencias tuvieron que rescatar a una chica que se había metido en el río para subir a una de las barcas amarradas en el entorno de A Ponte Vella.

El rescate tuvo lugar en esta zona de A Ponte Vella, entre Antolín Faraldo y A Tolerancia	JAvier Alborés
El rescate tuvo lugar en esta zona de A Ponte Vella, entre Antolín Faraldo y A Tolerancia JAvier Alborés

Susto en el Mandeo durante la celebración del Luns de Entroido. Los servicios de emergencias tuvieron que rescatar a una chica que se había metido en el río para subir a una de las barcas amarradas en el entorno de A Ponte Vella. En ese momento, resbaló y, como consecuencia, le cayó el móvil, que intentó recuperar sin percatarse de la cantidad de fango existente en ese tramo del río, entre los paseos de A Tolerancia y Antolín Faraldo.

Según el 112 Galicia, la persona que llamó para pedir ayuda se identificó como amiga de la accidentada y explicó que la muchacha se había enterrado hasta la cintura y no podía salir, por lo que se decidió movilizar a los Bomberos del Parque de Piadela.


También se alertó a la Policía Local, Urxencias Médicas 061 y Protección Civil de Betanzos, que pudieron sacarla del río empleando una escalera: “Ía cun disfraz e, despois de comunicarse cos pais co mesmo móvil, dixo que estaba ben e seguíu desfrutando da noite”, apuntaron desde la agrupación betanceira, que acudieron de inmediato hasta los muelles de A Tolerancia, el emplazamiento escogido por cientos de jóvenes de la comarca para pasar las primeras horas de la noche de los sábados, como esta chica y sus amigas, que se desplazaron desde A Coruña.

Los hechos ocurrieron sobre la 01.30 horas de Martes de Entroido en la zona de Ponte Vella, en las proximidades del paseo de A Tolerancia, concretó el 112.

DISFRAZ
El personal sanitario movilizado por Urxencias Sanitarias de Galicia 061 atendió a la accidentada en el mismo lugar donde ocurrieron los hechos, si bien la muchacha salió ilesa y, tras dejar su disfraz “embarrado” en uno de los vehículos de Protección Civil, volvió a unirse a la pandilla de amigos para continuar con la celebración del Carnaval.

El suceso concentró la atención de las decenas de adolescentes que en ese momento se encontraban en los paseos de A Tolerancia y de Antolín Faraldo. El sonido de las sirenas también alarmó a los vecinos de otros barrios de la ciudad, teniendo en cuenta la cantidad de personas que se concentran en el municipio en los días de Entroido.

En cualquier caso, todo quedó en una anécdota, pues al parecer la chica había bajado hasta una de las barcas para emular a la protagonista de una conocida película de James Cameron.

Comentarios