martes 20.08.2019

Reportaje | Una forma de fomentar la lectura y el respeto a los animales

Los perros fueron ayer los lectores más avezados de la librería Helena, en Vilaboa, dentro de un taller organizado por la asociación Candamin en el que se pretendía fomentar .

Los asistentes leyeron “El dragón Albert” a tres perros y aprovecharon para hacer nuevos amigos | candela prieto
Los asistentes leyeron “El dragón Albert” a tres perros y aprovecharon para hacer nuevos amigos | candela prieto

Los perros fueron ayer los lectores más avezados de la librería Helena, en Vilaboa, dentro de un taller organizado por la asociación Candamin en el que se pretendía fomentar el respeto por los animales entre la población infantil e incrementar las habilidades comunicativas de los pequeños.

Así, los asistentes leyeron “El dragón Albert” a tres canes y aprovecharon para hacer nuevos amigos. “Nuestro objetivo es fomentar la educación a través de la lectura y mejorar las habilidades sociales de los niños. Los perros son una herramienta motivadora, para los críos es algo divertido y muestran interés en leer. Les gusta saber que el perro les está escuchando”, explica Lucía Lombardía, terapeuta ocupacional que realiza estos talleres junto al educador canino Adrián Paredes.

Adaptación según niveles
Cada sesión dura sobre una hora y en ella participan de ocho a diez niños y unos tres perros. Es necesario apuntarse previamente y aportar datos sobre el nivel lector del niño o si tiene capacidades diferentes, “para poder adaptar los contenidos y lecturas a ellos”, dice Lombardía, quien recuerda que en esta actividad han participado escolares con déficit visual, autismo y Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).

Aseguran que no hay razas caninas más “propicias” para esta iniciativa, pero sí que deben ser animales que “tengan un comportamiento especial desde cachorros” y “que sepan gestionar el estrés, ya que en las sesiones de lectura están en contacto con muchos niños que hablan, gritan o se ríen... lo normal, porque son niños”, apunta la terapeuta. Candamin cuenta, para estas iniciativas, con dos perros de agua, un braco y dos mestizos.

Estos talleres, explican desde Candamin, tienen lugar el último viernes de cada mes y, tras la sesión, se desarollan actividades de comprensión sobre el texto leído. Con la llegada del verano y las vacaciones escolares, la entidad programará nuevas sesiones de lectura con perros, también en horario de mañana. Los interesados pueden consultar todas sus iniciativas en su página de Facebook, Candamin Coruña.

La entidad realiza todo tipo de terapias asistidas para incrementar la socialización de cachorros y mejorar sus problemas de conducta, además de senderismo canino y otras propuestas. Los perritos también les han valido para trabajar con mayores, drogodependientes o personas con daño cerebral

Comentarios