lunes 28/9/20

Reportaje | El arte sale a la calle en Cambre de la mano del Cromático Mural Fest

El arte urbano se ha apoderado del municipio de Cambre esta semana y los murales están invadiendo las calles. La primera edición del Cromático Mural Fest, promovida desde la Concejalía de Xuventude, Turismo y Patrimonio,

El artista de O Temple Joseba Muruzabal, junto a su mural en Cambre | pedro puig
El artista de O Temple Joseba Muruzabal, junto a su mural en Cambre | pedro puig

El arte urbano se ha apoderado del municipio de Cambre esta semana y los murales están invadiendo las calles. La primera edición del Cromático Mural Fest, promovida desde la Concejalía de Xuventude, Turismo y Patrimonio, cuenta con la presencia de reconocidos artistas y este fin de semana incluirá talleres de parkour, skate y beat box, además de exhibiciones de roller y flatland BMX.
“Es una idea muy buena, espero que el festival tenga una buena acogida en el municipio y se valore la iniciativa del Ayuntamiento. Este año no hemos conseguido los mejores muros, los que se encuentran en zonas donde pasan muchos coches, pero creo que con el paso de las ediciones se acabará consiguiendo”, explica Joseba Muruzabal (Yoseba MP), artista natural de O Temple que estos días se emplea a fondo subido a una grúa en la calle Balado. El gallego Sekone y el argentino Animalito Land se encuentran, por su parte, trabajando en la fachada de los locales de ensayo de A Barcala y en una nave del polígono de O Temple, en la calle Francisco Añón, respectivamente.
Así, tras el éxito de sus murales en Ordes y Carballo –dentro de los festivales Desordes Creativas y Rexenera–, Muruzabal ha podido plasmar su arte en su tierra natal. En O Balado ha plantado a una típica señora del rural gallego haciendo equilibrismos sobre una bombona de butano: es una de las protagonistas de su serie “Fenómenos do rural”, con la que hace un homenaje a todas las abuelas de esta región, “auténticas heroínas que trabajan desde bien temprano y mantienen a flote las casas y las huertas durante toda su vida, sin que se les valore por ello como merecen”.
Con esta saga de pinturas, dice, quiere generar arraigo en la tierra y que los más pequeños reconozcan el trabajo de sus abuelos. Las señoras de Joseba Muruzabal poseen poderes, desde el de pelar patatas con la vista hasta el de casi levitar sobre un sacho. El denominador común: la tradicional bata de trabajo de botones y cuadros.
Visibilidad
Muruzabal, que regenta una academia de pintura en Santiago, destaca que el muralismo todavía es un trabajo “mal pagado”, pero que sirve para lograr visibilidad. “Yo vivo de dar clases, no del muralismo, pero pocas veces tenemos acceso a espacios tan vistosos como estos”, dice el pintor, quien ensalza la labor de Mou y Sokram (Mutante Creativo) para dar impulso a este arte urbano en Galicia.
El artista de O Temple tiene pendientes otros proyectos, uno para la firma Deleite y otro, aún sin confirmar, en la tierra de Eduardo Pondal, O Couto. l

Comentarios