viernes 23/10/20

El puerto de Lorbé produce quince millones de kilos de mejillón al año

El puerto de la localidad oleirense de Lorbé produce quince millones de kilos de mejillón anualmente, al tiempo que el sector de las bateas genera más de un centenar de empleos directos.

Formoso se interesó por el proceso de cultivo y maduración del mejillón en Lorbé	quintana
Formoso se interesó por el proceso de cultivo y maduración del mejillón en Lorbé quintana

El puerto de la localidad oleirense de Lorbé produce quince millones de kilos de mejillón anualmente, al tiempo que el sector de las bateas genera más de un centenar de empleos directos.
Los datos se hicieron públicos ayer en el transcurso de la visita que realizó al muelle y a las bateas del Grupo Proinsa el presidente de la Diputación, Valentín González Formoso.
El responsable del Gobierno provincial destacó la importancia clave del sector mejillonero “uno de los más importantes de la provincia, junto al conservero, en el mundo del mar por su producción, número de empleos y actividad económica que genera a su alrededor”.
Formoso, acompañado de los directores de Proinsa, María Dolores y Juan José Fernández, se embarcó en uno de los cinco barcos con los que cuenta la empresa para conocer de primera mano el proceso de cultivo del mejillón en las más de cien bateas instaladas frente a las costas de Sada y Lorbé.
Destacó la gran tradición con la que cuentan los cultivos de mejillón en Lorbé, pero también en otros puntos de la provincia como la comarca de Arousa Norte o la ría de Muros y consideró que la actividad representa “una unión entre los dos mundos de Galicia”.
“Los mejillones generan una gran actividad en las zonas de costa, pero también en el interior, como es el caso de esta empresa que produce en estas rías, pero transforma el producto en otra planta en el interior de Galicia”, dijo el presidente.

líder europeo
Formoso también destacó el rol esencial del mejillón en la acuicultura gallega que representa más del 90% de los cultivos existentes y las más de 3.000 bateas instaladas en las rías gallegas “que nos convierten en el principal productor europeo”.
El presidente de la Diputación incidió en la importancia histórica de esta actividad que, según él, hizo emerger a su alrededor conserveras y otras empresas que participan del crecimiento industrial coruñés.

innovación
Formoso conoció también el riguroso y exhaustivo control sanitario que se hace del producto, tanto desde la Administración como desde la propia empresa productora, con numerosos controles y análisis que hacen que el mejillón llegue siempre en condiciones óptimas al consumidor y alabó la apuest por la innovación del sector tras conocer el dispositivo “long-lines” que Proinsa tiene instalado en la ría sadense como cultivo experimental para captar cría de mejillón.
Los responsables de Proinsa explicaron todos los detalles de la producción del mejillón, que tiene un largo proceso de crecimiento y maduración de entre 18 y 24 meses en bateas hechas con eucalipto.

Comentarios