martes 4/8/20

Los propietarios de mascotas se unen para advertir de su “difícil” situación

Los propietarios de mascotas, que en el municipio sadense se cuentan por cientos, urgen al Gobierno de Portela a adoptar medidas para garantizar la convivencia entre animales y personas, para hacer cumplir las normas y evitar sucesos como los últimos envenenamientos ocurridos en el Paseo Marítimo de Sada.

En el municipio sadense existe una importante comunidad canina | patricia G. Fraga
En el municipio sadense existe una importante comunidad canina | patricia G. Fraga

Los propietarios de mascotas, que en el municipio sadense se cuentan por cientos, urgen al Gobierno de Portela a adoptar medidas para garantizar la convivencia entre animales y personas, para hacer cumplir las normas y evitar sucesos como los últimos envenenamientos ocurridos en el Paseo Marítimo de Sada. El malestar es absoluto y ostensible en las redes sociales, donde surge “En Sada con mi PERRO”, un grupo que suma más de cien miembros y cuyo creador, Roberto Maio, transmitió las inquietudes de todos ellos al edil de Medio Ambiente, Liss Suárez Becerra, el miércoles..  
La muerte de Califa ha sido el detonante, pero las demandas llevan tiempo cociéndose, por lo que no ha sido complicado sintetizarlas para trasladárselas al Ayuntamiento de Sada. La primera, la necesidad de dotar el municipio de un área canina “en condiciones”, con las dimensiones adecuadas, y evitar “los errores del pasado”, apunta Maio. 
Según el mismo “interlocutor”, es un asunto que los responsables municipales “están tomando bastante en serio” pero la solución es compleja porque convergen muchos aspectos, lo mismo que la “playa canina”, aunque en este caso lo sería todavía más porque la decisión no depende únicamente del Ayuntamiento de Sada, sino de la Demarcación de Costas del Estado en Galicia. 

Ordenanza
En el mismo encuentro, Maio entregó al edil una serie de apuntes sobre el Borrador de la Ordenanza de Protección Animal del Ayuntamiento de Sada, cuyo debate quedó sobre la mesa en el último pleno a la espera de la aprobación de la Lei de Protección e Benestar dos Animais de Compañía de Galicia. 
En cualquier caso, teniendo en cuenta la normativa vigente, es posible sancionar a los propietarios que no recojan los excrementos, y así se lo expuso el portavoz vecinal al concejal de Medio Ambiente. “ Me comentó que ya se han aplicados algunas y pretenden seguir”, recordó Maio.
Otra de las iniciativas que se plantearon es la  “brigada canina”, como elemento de sensibilización en las escuelas, y convertir Sada en un municipio Pet Friendly, porque en la sociedad actual,  la disposición de comodidades para las mascotas puede ser un atractivo turístico para quien viaja con ellas, y como ejemplo se puso el de Gijón, Yes Mi Can. l

Comentarios