miércoles 21/10/20

Prisión comunicada para la presunta asesina de la octogenaria de Carballo

Las pesquisas policiales realizadas en el entorno de Carmen Taibo Gesto, la anciana de 87 años que el domingo apareció muerta en su domicilio de la Calle Sol de Carballo, no tardaron en dar sus frutos.

La detenida, en sobreimpresión, llegó al juzgado al mediodía y salió a las 17.30 horas	jorge/marema
La detenida, en sobreimpresión, llegó al juzgado al mediodía y salió a las 17.30 horas jorge/marema

Las pesquisas policiales realizadas en el entorno de Carmen Taibo Gesto, la anciana de 87 años que el domingo apareció muerta en su domicilio de la Calle Sol de Carballo, no tardaron en dar sus frutos. El lunes por la mañana la Policía Judicial empezó a cerrar el círculo sobre la presunta homicida, Mari Carmen Cambón García, de 46 años y natural de la vecina parroquia de Berdillo, que quedó detenida esa misma tarde luego de que en su domicilio apareciesen numerosas joyas que pertenecían a la anciana.
La presunta homicida lleva tiempo con problemas psiquiátricos, está casada, tiene dos hijos que también están mal de salud y vive con su padre viudo en O Añón de Berdillo. Ayer a mediodía fue conducida a la sede judicial de Carballo, en donde primeramente fue examinada por un médico forense. Luego pasó a disposición judicial y tras prestar declaración por espacio de varias horas, la jueza decretó para ella prisión comunicada y sin fianza a la vez que le imputaba un delito de homicidio, dejando abierta la posibilidad de añadir nuevas imputaciones en el transcurso de la tramitación. La detenida abandonó el juzgado alrededor de las 17.30 horas en dirección al Chuac para someterse a un examen psiquiátrico antes de ingresar en el penal de Teixeiro.
La sorpresa por su detención entre sus vecinos de Berdillo fue solo relativa. Y es que todos la califican como “una ladrona compulsiva”, al punto de que la apodan “Melollevo”. Tal circunstancia le habría motivado roces con casi todos los vecinos y provocado que aquellos con los que más trato tenía le fuesen cerrando poco a poco sus puertas.
Los vecinos consultados aseguraban que esos robos de joyas y dinero que le atribuyen los perpetraba “máis por vicio que por necesidade”, por cuanto presumiblemente la mujer cobra una paga y su marido trabaja. Él es natural de Zamora y estos días estaba trabajando fuera de Galicia, aunque ayer ya estaba de regreso en su domicilio tras ser avisado de lo sucedido.
En lo que también coinciden quienes conocen bien a la arrestada es en que “non é unha persoa agresiva”. Quienes así opinan creen que la muerte de Carmen Taibo no debió ser premeditada, sino que máis bien fruto de un accidente. n

Comentarios