Martes 11.12.2018

La primera fase de la prolongación de la Vía Ártabra costará 30 millones

La obra de construcción de la primera fase de la prolongación de la Vía Ártabra supondrá un coste de treinta millones de euros.

La obra de la Vía Ártabra se retomará en la vía N-VI, en el núcleo oleirense de Iñás | aec
La obra de la Vía Ártabra se retomará en la vía N-VI, en el núcleo oleirense de Iñás | aec


La Xunta publicó ayer en el Diario Oficial de la Unión Europea el anuncio de la próxima licitación de los trabajos de la vía de alta capacidad del tramo que enlazará la N-VI con la carretera autonómica AC-221.

Según fuentes autonómicas, la publicación de este anuncio en el boletín comunitario permite reducir los plazos legalmente establecidos cuando se inicie el proceso de contratación de los trabajos, acortando desde 35 hasta 15 días naturales el plazo para la presentación de las ofertas por parte de las empresas interesadas en ejecutarlas.

La Xunta mantiene como un objetivo prioritario la ejecución de la prolongación hasta la AP-9, un tramo clave para completar la funcionalidad de esta infraestructura fundamental para la movilidad del área de A Coruña.

“Dado que el Ministerio de Fomento no autorizó todavía la conexión con la AP-9, la Xunta decidió dividir la actuación en dos fases para poder avanzar, iniciando la primera, que llegará hasta la vía autonómica AC-211”, indican desde el Ejecutivo gallego.


No obstante, la licitación incluye ya la previsión de modificar el contrato para ampliar las obras hasta la AP-9, cuando Fomento lo autorice, lo que elevará la inversión hasta 35 millones de euros.
Para agilizar en todo lo posible los trámites necesarios para ejecutar los trabajos, la Xunta publica el anuncio previo, estableciendo ya el importe de licitación en 30 millones a los que deberán añadirse los costes de las expropiaciones y de las asistencias técnicas. El plazo de ejecución se establece en 36 meses.

Tres kilómetros 
La infraestructura proyectada tiene una longitud aproximada de tres kilómetros y prevé dos enlaces, uno con la N-VI y otro con la AC-221. La sección transversal de la vía estará formada por dos calzadas separadas con mediana de ancho variable y dos carriles por calzada de 3,50 metros cada uno de ellos.

El Gobierno autonómico indica que el paso dado ayer se suma al ya dado el pasado verano con la licitación del contrato de servicios para realizar las expropiaciones de los terrenos necesarios para las obras. Las expropiaciones que se gestionarán a través del contrato que licitaron suponen una ocupación de 270.000 metros cuadrados repartidos en 244 fincas en los municipios de Cambre, Oleiros y Sada.

Además, se ocuparán 24.000 metros cuadrados como servidumbres de redes de servicios. El coste estimado de las expropiaciones es de 1,5 millones.

Comentarios