Miércoles 26.06.2019

La playa de Alba-Sabón, referencia en el mundo ornitológico

Uno de los arenales de Arteixo se ha convertido en el más cotizado para avistar todo tipo de gaviotas del mundo. Se trata de Alba-Sabón, un lugar donde recientemente 
se han podido observar varios ejemplares de gaviotas de Delaware y del Caspio

Este invierno se han visto hasta ocho gaviotas del Caspio | xabi varela
Este invierno se han visto hasta ocho gaviotas del Caspio | xabi varela

La playa de Alba-Sabón se ha convertido en un destino imprescindible de los amantes de la ornitología en todo el país, especialmente en lo que a gaviotas se refiere, ya que en el arenal arteixán pueden avistarse ejemplares de toda variedad y procedencia.

Así lo confirma Xabier Varela, arteixán y experto ornitólogo, que esta misma semana pudo contemplar dos gaviotas del Caspio (Larus cachinnans) “con edades que nunca había visto antes”. “El invierno está siendo muy bueno en esta zona, la gaviota del Caspio es muy rara en Galicia y ya se han podido ver unas ocho aquí”, apunta el técnico, que relaciona este hecho directamente con las temperaturas en lugares del Norte y Este de Europa.

“Vienen aquí huyendo del frío en sus zonas y, en el caso de las gaviotas de Delaware, que también se han podido ver en Arteixo, suelen llegar a Europa despistadas. Las gaviotas de Delaware son las típicas de Norteamérica, como las que se pueden ver en las series y películas volando en bandos, y son cada vez más raras en la Península Ibérica”, afirma Varela.

Lugar privilegiado 
“Los controles siguen demostrando que nuestra playa se ha consolidado como uno de los mejores sitios de España para ver gaviotas. Aquí llegan desde el Norte, el Este y el Oeste, es algo muy curioso para un mismo lugar ”, dice el ornitólogo, que añade que también se ha visto un ejemplar de gaviota polar (Groenlandia) y gaviotas anilladas de diez países europeos distintos.

Sobre las recientes heladas y el clima seco en que se encuentra A Coruña y su área estos días, el experto asegura que “es totalmente normal y no está teniendo consecuencias en los ciclos de reproducción de la fauna”.

Por otra parte, el pasado 12 de diciembre Varela descubrió en la misma playa de Alba una pareja de halcones peregrinos.

Comentarios