sábado 19/9/20

“Pido que nos miren con cariño; los presupuestos de la Xunta no atraen a la vista”

PABLO GONZÁLEZ -PTE. GESTORA OZA-CESURAS

Llega puntual a la cita y abre él mismo el Ayuntamiento. Aún con el rótulo del Concello de Oza dos Ríos, es el cuartel general del municipio fusionado desde hace unos meses, aunque se trabaja en los dos.

El presidente de la gestora de Oza-Cesuras, está seguro de los beneficios que se alcanzarán con la fusión	quintana
El presidente de la gestora de Oza-Cesuras, está seguro de los beneficios que se alcanzarán con la fusión quintana

Llega puntual a la cita y abre él mismo el Ayuntamiento. Aún con el rótulo del Concello de Oza dos Ríos, es el cuartel general del municipio fusionado desde hace unos meses, aunque se trabaja en los dos. Él, Pablo González Cacheiro, presidente de la Junta Gestora de Oza-Cesuras desde junio, suspira cuando se le pregunta cómo van las cosas.

¿Qué balance hace de estos primeros cinco meses desde que preside el municipio fusionado?
El balance es fácil. Trabajo, trabajo y más trabajo. Hay que hacerlo todo de nuevo, es como volver a empezar, hay que crear. No soy como Leonardo da Vinci, pero poco menos.

¿Cómo se las están arreglando para organizar lo que eran dos administraciones distintas?
Primero tengo que organizar todo lo que ahora es mío y, además, lo que depende de la administración central, del catastro, de la Xunta, la Diputación... Todos están trabajando y a mí me gusta estar presente siempre.

¿Está contento con el funcionamiento de la gestora? ¿Cómo lleva lo de trabajar con concejales que antes no eran suyos?
Bien, sin problema. Tenemos un buen entendimiento porque se trata de un proyecto común.

¿La forma en que se marchó Julián Lucas (exalcalde de Cesuras) y en el momento en que lo hizo, no ha dejado ninguna secuela en el trato que usted tiene con sus ahora compañeros cesuranos?
No, no hay ningún tipo de secuela por eso. Como todo en la vida, son situaciones que te toca vivir y ya está.

¿Mantiene algún tipo de relación con Lucas?
Tenemos relación, pero no es lo mismo que antes porque tampoco lo permite el poco tiempo que me deja el trabajo.

Hace unos meses decía que le habían llamado desde Andalucía para interesarse por el proceso de fusión. ¿No ha habido ningún contacto con municipios gallegos o coruñeses?
¿A Coruña y Arteixo, por ejemplo? (risas). No, por ahora no, pero veo en los medios de comunicación otros procesos que se están abriendo o que se están debatiendo.

Ahora que dice lo de A Coruña y Arteixo... ¿desde su propia experiencia, cómo lo ve?
Son dos coyunturas totalmente diferentes, pero sí veo que hay voluntad por parte de la oposición, todo lo contrario que aquí...

Pero el gobierno local coruñés, de Carlos Negreira, no parece convencido por una opción que sí defiende su partido desde la Xunta y la Diputación, esta última cada vez con más fuerza. ¿Qué pasa entonces, se desmarca de esta línea el gobierno de A Coruña?
Bueno, tendrá que mirarlo y estudiarlo y se valorarán determinados factores de tiempo, ya que eso es muy importante. Si en Oza dos Ríos y Cesuras el proceso fue muy laborioso, en estos dos de los que estamos hablando, mucho más grandes, más aún.

Lo que no parece gustar en ningún caso a las diferentes entidades comerciales, vecinales o tejido asociativo de ambos ayuntamientos es el modelo de Oza-Cesuras. Es decir, abogarían por la consulta popular antes de nada.
Cuando gestionas un Concello, tienes que tomar decisiones, igual que hace un presidente del Gobierno. Ningún modelo es infinitamente inamovible en el tiempo, para eso te eligen los ciudadanos. Si la decisión es la fusión, adelante. Si es otra, pues lo mismo. Pero cada uno tiene que ver su situación y su momento. Y ver si se van a generar ventajas para los vecinos, eso sobre todo.

¿Y aquí se ven esas ventajas?
Se ven algunas y se verán más.

¿Me puede concretar?
Temas de obras, de servicios para los ciudadanos... Hay personal de Cesuras que también presta servicio en Oza y viceversa. Así, se están incrementando los servicios para el ciudadano.

¿Ha notado división entre la población de Cesuras y la de Oza ahora que son uno solo?
La verdad es que no. No cayó ninguna nave de la Nasa ni nada por el estilo. No ha habido división en el territorio. Al vecino no le preocupan esas cosas y sí sus necesidades y, ahora mismo, problemas como el desempleo.

Hablando de preocupaciones, ¿el accidente de hace una semana en el que murieron dos chavales, uno de ellos menor, es quizás el momento más duro desde que es presidente de la gestora?
A una familia la conocía un poco y a la otra no, pero solo el hecho de ver el dolor de las familias... no conozco a nadie que no le afecte (Oza-Cesuras decretó tres días de luto institucional).

Cambiemos de tema. ¿Qué le parecen los presupuestos de la Xunta? La oposición ha criticado abiertamente la falta de proyectos a pesar de que se habían prometido durante el proceso de fusión.
Entiendo que a lo largo del año se puedan variar las cantidades. Lo que digo es que tengo que confiar. Y, dentro de la situación económica actual, sí pido que se mire con cariño hacia aquí porque, como cada casa que se construye, se necesita dinero para levantarla.

¿Está decepcionado?
Bueno... Ves cantidades que no atraen a la vista, pero no tengo que desconfiar del proyecto y, desde luego, no diré que me he quedado solo, no.

Y de los primeros presupuestos de este nuevo municipio, ¿cómo está siendo su elaboración?
Es un trabajo que no tiene precedentes, pero estamos tratando de lograr unas cifras óptimas. Estamos haciendo un planteamiento conjunto de las necesidades y esperamos tenerlos con fecha límite a 22 de noviembre. Ahora están en fase de estudio.

Comentarios