jueves 17.10.2019

El PGOM bergondés incluirá la senda peatonal que unirá Gandarío y Sada

La alcaldesa tiene previsto retomar un proyecto de  los años 90 pero menos lesivo 
con el entorno
La estructura peatonal enlazará por la costa la playa de Gandarío y el popular “castillo” de Corbeiroa | aec
La estructura peatonal enlazará por la costa la playa de Gandarío y el popular “castillo” de Corbeiroa | aec

El Plan General de Ordenación Municipal (PGOM) de Bergondo contemplará la construcción de la senda peatonal costera que deberá enlazar la playa de Gandarío con el vecino municipio de Sada..

La iniciativa no es novedosa. Un proyecto similar ya se consideraba en la década de los 90 cuando el Ayuntamiento bergondés era gestionado por el que fuera alcalde durante dos décadas, José Carabel Balsa.

Sin embargo, la actual mandataria local, Alejandra Pérez, rechaza lo que estima era un plan especialmente lesivo con el entorno medioambiental, ya que se planteaba como un paseo marítimo al uso.

“Sería una senda mucho más modesta. Digamos que no pasaría de corredoira. Sin embargo, para llevarlo a cabo precisamos aprobar el PGOM. También existe otra problemática que es la titularidad privada de los terrenos ya que hay mucha fragmentación”, añade Pérez..

Precedente

La intención de construir la infraestructura ya se planteó durante el pasado mandato. Cabe recordar que hace ahora exactamente tres años, en agosto de 2016, el Gobierno local, también presidido por Pérez, logró el apoyo de los ediles de Anova, ahora en Alternativa dos Veciños, para el proyecto.

En aquel momento se proponía una pasarela que no tendría más de un kilómetro de largo y permitiría poner en valor esa zona natural, en la que se ubica una antigua batería militar del siglo XVIII que formaba parte de las construcciones de defensa de la ría, el popularmente denominado “castillo de Corbeiroa”.

Estructura

Precisamente esta última estructura ha sido objeto de una cierta restauración. También hace tres años la Xunta llevó a cabo trabajos de limpieza y acondicionamiento.

El Gobierno autonómico atendía una propuesta de 2012 del grupo municipal de Anova en la que solicitaba “poner en valor los restos del castillo” para facilitar la visita de este “legado patrimonial” y de gran valor paisajístico también al ser un espectacular mirador sobre la ría.

La batería militar, al igual que su “gemela” de Fontán en Sada, fue construida tres centurias atrás para proteger las florecientes industrias asentadas en la villa de Sada, con fábricas de salazón promovidas por catalanes y otras de jarcias y paños impulsadas por empresarios flamencos, además de una importante actividad pesquera.

Comentarios