lunes 3/8/20

La pasión por la miel invade Perillo un año más

El Mercado Municipal de Perillo acogió ayer una nueva edición de la tradicional Feira do Mel de Oleiros, un evento en el que se congregaron los mejores apicultores de Galicia y de toda España para exponer y vender sus dulces y balsámicos manjares.

Las castañas fueron otras de las grandes protagonistas de la celebración oleirense. Patricia G. Fraga
Las castañas fueron otras de las grandes protagonistas de la celebración oleirense. Patricia G. Fraga

El Mercado Municipal de Perillo acogió ayer una nueva edición de la tradicional Feira do Mel de Oleiros, un evento en el que se congregaron los mejores apicultores de Galicia y de toda España para exponer y vender sus dulces y balsámicos manjares.
La feria, indican desde el Gobierno oleirense, es única en Galicia y se mantiene fiel a su espíritu inicial, que apuesta por apoyar un sector productivo “en constante ameaza pola globalización e os novos costumes alimentarios”. Por otra parte, alega el alcalde, Ángel García Seoane, la apicultura vive una época convulsa debido a la invasión de la avispa velutina, que se encarga de aniquilar colmenas y enjambres de abejas.

productos novedosos
La XXVII Feira do Mel contó con una gran afluencia de público y más de 30 puestos de venta y exposición. Los visitantes pudieron conocer y adquirir todo tipo de alimentos relacionados con este producto, desde los más tradicionales como caramelos o bebidas hasta cosméticos.
La carpa en la que tuvo lugar el evento fue el escenario, además, de actuaciones de los grupos Semente Nova de Perillo, Santaia de Santa Cruz y la Banda Municipal de Oleiros, que animaron la feria desde su apertura, a las 10.00 horas hasta su cierre.
Así, los niños fueron los protagonistas toda la tarde con las actividades de animación infantil, mientras que los adultos gozaron de una gran verbena nocturna amenizada por la orquesta Los Trovadores.
Además de la miel, las castañas y la queimada que repartió gratuitamente el Ayuntamiento de Oleiros ayudaron a mitigar los efectos del frío otoñal, que tras resistirse semanas parece haber llegado para quedarse.
Esta feria, que celebró este año veintisiete ediciones, se ha convertido en uno de los eventos con más éxito del municipio y un referente en Galicia en cuanto a la venta de miel autóctona. Desde el Gobierno de Ángel García Seoane valoran positivamente la trayectoria de este mercado, que aboga por promocionar a los productores locales y del país en un tiempo en que los productos artesanales escasean y constituyen un “artículo de lujo”.
La miel, un alimento con multitud de propiedades beneficiosas para la salud, sigue siendo un imprescindible en las ferias de los pueblos y en los mercados municipales, además de servir para elaborar otro tipo de productos curativos o cosméticos como jabón, gel de ducha, crema hidratante o perfumes. n

Comentarios