miércoles 21/10/20

Oleiros renuncia al parque de Castro por el rechazo de Cuba a estos gestos

As Galeras no se llamará Fidel Castro. El Ayuntamiento de Oleiros renuncia a su homenaje al revolucionario ante la negativa de Cuba a las “manifestaciones de culto a la personalidad” y a la manda del comandante de que su nombre no sea “utilizado para calles, plazas ni monumentos, bustos estatuas u otras formas” dijo Castro durante el adiós a su hermano en Santiago.

El parque de As Galeras, en proceso de ampliación, se extiende entre Santa Cruz y Bastiagueiro
El parque de As Galeras, en proceso de ampliación, se extiende entre Santa Cruz y Bastiagueiro

As Galeras no se llamará Fidel Castro. El Ayuntamiento de Oleiros renuncia a su homenaje al revolucionario ante la negativa de Cuba a las “manifestaciones de culto a la personalidad” y a la manda del comandante de que su nombre no sea “utilizado para calles, plazas ni monumentos, bustos estatuas u otras formas” dijo Castro durante el adiós a su hermano en Santiago. Incluso adelantó que la Asamblea Nacional del Poder Popular legislará para que no se produzcan este tipo de tributos a Fidel Castro.
Una semana después de anunciar cuál había sido el emplazamiento escogido por el Ayuntamiento de Oleiros para recordar al comandante, un espacio único por sus dimensiones y por su ubicación, entre Bastiagueiro y Santa Cruz, el alcalde, Ángel García Seoane, reconoció, en declaraciones a una emisora de A Coruña, que esta espectacular área verde en proceso de ampliación, y que en los próximos meses pasará a ocupar “toda a franxa costeira”(100.000 metros cuadrados) desde Santa Cruz hasta el arenal de Bastiagueiro, no se denominará –pese al propósito del consistorio oleirense– parque de Fidel Castro Ruz.
El parque se encuentra en una urbanización que tiene sus calles dedicadas “a libertadores de una reconocida trayectoria histórica”, a otros “revolucionarios” como Castro. En su momento, el Gobierno de Alternativa dos Veciños, planteó la posibilidad de que una estas calles llevase el nombre de Fidel Castro, pero entonces, la negativa del mandatario cubano de recibir este tipo de reconocimientos en vida “impediu o nomeamento”, apuntaron el pasado sábado –coincidiendo con la inhumación de las cenizas del revolucionario después de recorrer la isla, desde La Habana hasta Santiago– desde el Gobierno de Garcúa Seoane.
En el comunicado remitido por el municipio para anunciar su decisión, sus responsables definían a Fidel Castro como “o revolucionario máis importante do século XX” e incidían en que “grazas ao seu liderado, a República de Cuba acadou importantes conquistas sociais, malia o bloqueo dos Estados Unidos e de moitos outros países tras a caída do muro de Berlín”. También en que “foi o principal artífice para que esa pequena nación se convertese no país máis culto e educado de todo o planeta”, sostenía el Gobierno de Seoane.
Castro es concejal honorífico del Ayuntamiento  de Oleiros desde 1985 y, con un “ata sempre, comandante”, el municipio lo despedía hace una semana, a través de las pantallas informativas instaladas en distintos puntos de su territorio, de las redes sociales y de www.oleiros.org, de la misma manera que, a título particular, lo hacía también su primer edil, reconocido admirador de Fidel Castro. 
En este sentido, la administracón municipal mantendrá su colaboración con la isla, la misma de los últimos decenios, desde que Seoane es alcalde, casi los mismos años que hace que el  revolucionario es edil honario del Ayuntamiento de Oleiros.  n

Comentarios