domingo 22.09.2019

Oleiros precinta en Santa Cristina un local de intercambio de parejas

Asegura que el club situado en el número 6 de la calle Xuncal carece de licencia municipal de actividad
El alcalde había anunciado la semana pasada que tenía previsto ordenar el precinto del local, lo que se hizo efectivo ayer | p.g. fraga
El alcalde había anunciado la semana pasada que tenía previsto ordenar el precinto del local, lo que se hizo efectivo ayer | p.g. fraga

El Ayuntamiento de Oleiros precintó ayer un local de intercambio de parejas ubicado en el número 6 de la calle Xuncal de Santa Cristina.

La decisión del Gobierno local, que preside Ángel García Seoane, viene determinada por el hecho de que los responsables del establecimiento carecen de la preceptiva licencia municipal.

Los agentes de la Policía local fueron los encargados de llevar a cabo una actuación que ya la semana pasada había anunciado el regidor a través de las redes sociales.

“En Santa Cristina abrieron un local sin licencia ni autorización, que no tiene cabida en Oleiros y no vamos a tolerarlos aquí. Los que quieran intercambiar con otras parejas tienen que ir a otro municipio”, indicaba.

Sin declaraciones
Por su parte, los responsables del establecimiento no quisieron realizar declaraciones sobre la cuestión para evitar entrar en polémicas.

En su web se describe al lugar como “un local íntimo y acogedor en cada uno de sus rincones”, con “cerca de 200 metros destinados al ocio y al placer” y establecen que permanece abierto jueves, viernes, sábados y vísperas de festivos desde las 23.30 horas.

La empresa que lo gestiona tiene otro negocio de las mismas características en la ciudad de Vigo desde 2016 que funciona sin problemas. 

Precedentes 
La decisión adoptada ayer por el Gobierno local oleirense respecto a este tipo de locales no es novedosa y viene determinada por que suelen traer aparejados problemas de convivencia y seguridad. García Seoane siempre se ha mostrado contrario a la concesión de licencias municipales para su apertura. 

Una postura que le ha granjeado serios enfrentamientos con aquellas personas o entidades que las solicitaban. Algunos llegaron a los tribunales.

Uno de los más notorios y mediáticos fue el que le enfrentó a un empresario que pretendía levantar un hotel en la parroquia de San Pedro de Nós, en las inmediaciones de la N-VI.

La negativa del regidor derivó en denuncias de todo tipo por parte del mencionado empresario e incluso un conato de agresión física tras una sesión plenaria celebrada hace años.

Comentarios