lunes 3/8/20

Oleiros destinó 500.000 euros en un año a mejoras en Protección Civil

El Ayuntamiento de Oleiros destinó medio millón de euros a lo largo del último año para mejorar los recursos del servicio de Protección Civil y Emergencias.
 

Oleiros destinó 500.000 euros en un año a mejoras en Protección Civil

El Ayuntamiento de Oleiros destinó medio millón de euros a lo largo del último año para mejorar los recursos del servicio de Protección Civil y Emergencias.
El dato lo hizo público ayer el alcalde, Ángel García Seoane, durante el acto de inauguración de la nueva sede de este departamento en el polígono empresarial de la parroquia de Iñás.
El mandatario local, que estuvo acompañado de autoridades policiales y miembros de la corporación oleirense, aprovechó la ocasión para destacar la labor que realizan los voluntarios de Protección Civil y los profesionales de Emergencias.
Según él, se trata de dos colectivos que actúan con absoluta presteza y que su valía ha sido ponderada en diversas ocasiones por diferentes administraciones.
Adjudicación 
El Gobierno local adjudicó en su momento el proyecto de conversión de las instalaciones por 231.000 euros, lo que supuso una rebaja de más de 60.000 respecto al presupuesto inicial de casi 300.000 que se había establecido cuando se inició la licitación.
Cabe recordar que la base anterior se ubicaba en la llamada Escola das Pedras, en el núcleo de Montrove, un edificio pequeño construido a principios del siglo XX y cuyas características arquitectónicas no eran las más adecuadas para la función a la que está destinado.
Tanto Protección Civil como Emergencias utilizará desde hoy dos de las veinte naves del vivero. La reforma contempló una división interior para que tengan planta baja, con 481 metros cuadrados; y una planta alta de 164 metros cuadrados. 
En la zona inferior se ubica la caldera, la lavandería, el garaje e instalaciones auxiliares, las oficinas administrativas, los vestuarios y los aseos.
Zona superior 
Por su parte, en la zona superior se ubican la cocina y sala de estar, los vestuarios de hombres y mujeres, aseos, sala de juntas, local para los voluntarios y la cucaña, la barra por la que bajan los bomberos para ahorrar tiempo. Por último, en la zona exterior se ubican aparcamientos para los vehículos de emergencias.
Asimismo, el regidor volvió a recordar ayer que el traslado también se llevó a cabo por cuestiones de operatividad. La nueva sede se ubica en las inmediaciones de la carretera nacional N-VI y a escasos kilómetros de los accesos a la Vía Ártabra.
Según García Seoane, los traslados hacia las zonas de emergencia se llevarán a cabo de manera más rápida y eficaz desde el polígono de Iñás, debido a que las vías de comunicación son más amplias. l

Comentarios