Oleiros arremete contra los alcaldes del Consorcio por criticar la auditoría

La situación en el seno del Consorcio se encuentra muy tensionada | aec

El alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane, arremetió ayer contra el resto de mandatarios locales del Consorcio As Mariñas por haber criticado su intención de realizar una auditoría de las cuentas del ente supramunicipal.

El alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane, arremetió ayer contra el resto de mandatarios locales del Consorcio As Mariñas por haber criticado su intención de realizar una auditoría de las cuentas del ente supramunicipal.
El regidor, en sendas declaraciones radiofónicas en las emisoras locales de Ondacero y la Cadena Cope volvió a defender el derecho del Ayuntamiento a contratar la auditoría, al tiempo que acusaba de falta de coherencia a sus homólogos de Cambre, Óscar García Patiño, y de Carral, José Luis Fernández Mouriño, a la hora de hablar del proceso de fiscalización del Consorcio.
García Seoane volvía a recordar que con los cambios legislativos efectuados en 2015 por el Gobierno presidido por Mariano Rajoy, la entidad supramunicipal quedó adscrita a Oleiros, por ser el municipio con mayor número de habitantes y funcionarios, por lo que tiene la responsabilidad política de auditar anualmente las cuentas.
“Nos llama la atención las salidas de tono de algunos alcaldes. ¿Por qué no les gusta la auditoría? ¿Tienen algo que ocultar?” se preguntaba retóricamente el regidor oleirense, que se ensañó especialmente con el de Carral.
“Ahora van a darnos consejos sobre contratación pública. Consejos que no aplican en los lugares en los que gobiernan. ¿Qué nos va a enseñar el alcalde carralés sobre contratación cuando la Intervención de su Ayuntamiento está señalando irregularidades manifiestas en las facturas pendientes”, insistió el regidor, al tiempo que negaba que la decisión de contratar una auditoría no viene determinada por la proximidad de las elecciones municipales de 2019.
Disconformidad
La reacción de García Seoane se produce dos días después de que el resto de regidores, salvo los de Abegondo, José Antonio Santiso; Betanzos, María Barral, y Sada, Benito Portela, mostrasen, en mayor o menor grado, su disconformidad con la decisión del regidor oleirense.
La mayoría coincidía en que Oleiros tenía derecho a solicitar todos los informes económicos que quisiese pero que tenía que hacerlo de manera consensuada con el resto de miembros del Consorcio. Además también defendían la gestión del ente que estaban llevando a cabo los habilitados nacionales.
Y el más crítico fue precisamente Fernández Mouriño diciendo que el regidor de Oleiros ya vislumbra los comicios.
“Ya está en campaña y quiere hacerse notar. (...) Viniendo de Seoane seguro que quiere desviar la atención para que no se hable de las urbanizaciones en las que se le ve el plumacho”, dijo. l