lunes 28/9/20

Oleiros advierte a la Xunta de que no asumirá ningún coste por la retirada de la pasarela del INEF

Lo que se suponía era una iniciativa que favorece la lucha contra el feísmo urbanístico y garantiza la seguridad de los vecinos de Oleiros, también supone un nuevo foco de polémica entre el Ayuntamiento y la Xunta.

La retirada de la pasarela peatonal se inició el martes	quintana
La retirada de la pasarela peatonal se inició el martes quintana

Lo que se suponía era una iniciativa que favorece la lucha contra el feísmo urbanístico y garantiza la seguridad de los vecinos de Oleiros, también supone un nuevo foco de polémica entre el Ayuntamiento y la Xunta.
El alcalde, Ángel García Seoane, anunció ayer, en su habitual intervención semanal en la emisora local de la Cadena Cope, que Oleiros no asumirá ningún coste económico que se derive de la retirada de la pasarela peatonal del INEF, que desde el martes se está llevando a cabo en Bastiagueiro. La declaración del regidor responde a la pretensión de la Consellería de Infraestruturas, que lleva a cabo los trabajos, de realizar un estudio para conocer que entidad tendrá que sufragar los costes de la obra.
Seoane asegura que la pasarela se ubica sobre una carretera de titularidad autonómica y en unas instalaciones que también dependen de la Xunta “por lo que es esa Administración la que debe asumir todos los costes de la retirada de la plataforma”.
El Gobierno local recuerda, asimismo, que denunció en repetidas ocasiones el estado de abandono del paso elevado “y tal es así que lleva meses cerrado a los peatones por su mal estado y su peligrosidad”.
“Cuando se construyó la extinta Caixa Galicia hizo la obra con la condición de que la Xunta se encargará de su mantenimiento. En aquel momento, la obra social de la entidad siempre funcionaba del mismo modo: prestaba un determinado servicio y después era la Administración o el organismo beneficiado el que asumía la conservación”, añade Seoane, al tiempo que recuerda que, según él, tanto la Xunta como la financiera dejaron al Ayuntamiento oleirense totalmente al margen de la cuestión.

deterioro
Por su parte, fuentes de la Consellería de Infraestruturas indicaban el martes, cuando se inició la obra de desmantelamiento de la pasarela, que la estructura, situada en el punto kilométrico 2,200 de la AC-173, servía para cruzar la carretera frente al edificio universitario y las instalaciones deportivas. Fue instalada en los años 90, con autorización de la Xunta.
El compromiso con el INEF establecía que este último se encargaría de la conservación y el mantenimiento la estructura, por lo que las tareas competen a la Universidad.
Sin embargo, añadían desde la Xunta, la pasarela está muy deteriorada debido al paso del tiempo, por lo que la Axencia Galega de Infraestructuras (AXI), la pasada primavera, decidió cerrarla al tráfico de personas, con el fin de garantizar la seguridad de los peatones y de la circulación. 
Finalmente, la consellería adoptó la decisión de retirar la estructura para evitar posibles peligros para los usuarios.

Comentarios