domingo 23.02.2020

Una oleada de robos con violencia en urbanizaciones del área desata la alarma entre los vecinos

Tres viviendas fueron asaltadas el jueves por la tarde cuando los residentes se encontraban fuera
Uno de los robos que tuvo lugar el pasado jueves, día 23, tuvo lugar en el núcleo oleirense de Canide | patricia G. fraga
Uno de los robos que tuvo lugar el pasado jueves, día 23, tuvo lugar en el núcleo oleirense de Canide | patricia G. fraga

Una oleada de robos en diversas urbanizaciones del área metropolitana coruñesa está desatando una importante alarma entre los vecinos del entorno.

Los últimos episodios tuvieron lugar el pasado jueves, día 23, en zonas residenciales del municipio de Oleiros y de Culleredo, según indicó el alcalde oleirense, Ángel García Seoane.

El regidor, en su habitual intervención radiofónica de los viernes, en una emisora local, dijo que se habían registrado dos robos en viviendas de los núcleos de Canide y de Dorneda. “Hubo dos robos en Oleiros ayer –por el jueves–. Que más que robos fueron atracos. Se llevaron un montón de joyas y destrozaron gran parte de las casas”, dijo Seoane.

El modus operandi podría definirse como el “asalto al futbolista”, ya que, añade el mandatario local, se trataría de bandas organizadas que antes de cometer el robo vigilan la vivienda para conocer los hábitos de los residentes y solo actúan cuando están totalmente seguros que no habrá nadie en el interior. Es decir, como le sucedió a diversos deportistas de élite cuyos domicilios fueron desvalijados mientras se encontraban disputando un encuentro.

Para tratar de evitar en lo posible este tipo de actuaciones, García Seoane solicita la colaboración de los oleirenses.

“Le pido a los vecinos que alerten de inmediato a la Policía Local cuando vean a alguna persona desconocida merodeando por su zona”, apuntó, al tiempo que señalaba que este tipo de asaltos, cometidos, según él, por extranjeros, tienen lugar por la tarde o al mediodía, pero principalmente a partir de las 18.00 horas.

Octubre de 2019 
Esta oleada de robos tiene lugar pocos meses después de los que se registraron en octubre de 2019.  El día 26 tuvo lugar un asalto en un domicilio de la avenida de Valle Inclán de Perillo y esa misma jornada se realizó otro en Sada.

Al día siguiente se registró un intento en la calle O Caño de la parroquia de Iñás. Según diversas fuentes, los ladrones saltaron un muro de hormigón para entrar en una finca y accedieron a la vivienda colocando sillas de jardín apiladas unas sobre otras para entrar por una ventana, pero no lo consiguieron.

También el día 28 un residente en la urbanización Os Regos denunció otro robo en su vivienda. Esa misma jornada se registró otro asalto en un restaurante de la avenida de Rosalía de Castro de Perillo. 

A Zapateira 
Asimismo, en noviembre pasado, las urbanizaciones de A Zapateira se convirtieron en el coto de caza de una banda de asaltantes que, según fuentes de la Guardia Civil, procedía del este europeo.

Las mismas fuentes indicaban que podría ser la misma a la que se le achacaban más de una decena de robos en diversas localidades de la comarca.

Anteriormente, en verano, la psicosis se desató también en la urbanización de Valaire ya que se registraron diversos ataques en las viviendas.

Comentarios