Viernes 14.12.2018

Las obras en la planta de captación de agua potable y tratamiento del Mendo empezarán a principios de 2019

La Xunta sacará a licitación este mismo año el proyecto de mejora del sistema de tratamiento y captación de agua potable de Betanzos.El alcalde, Ramón García Vázquez, mantuvo un encuentro con técnicos de Augas de Galicia

La planta se sitúa en el río Mendo, antes de su entrada en el casco urbano | aec
La planta se sitúa en el río Mendo, antes de su entrada en el casco urbano | aec

La Xunta sacará a licitación este mismo año el proyecto de mejora del sistema de tratamiento y captación de agua potable de Betanzos.El alcalde, Ramón García Vázquez, mantuvo un encuentro con técnicos de Augas de Galicia y de la empresa concesionaria del servicio de abastecimiento para analizar las actuaciones definitivas que contempla el proyecto que llevará a cabo la Consellería de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio y que en estos momentos ya esta elaborado para sacar a licitación, según adelantó el Gobierno de Betanzos. La previsión es que las obras comiencen a principios de 2019.
Una nueva reunión que se suma a otras mantenidas durante los últimos meses entre ambas partes para definir las actuaciones de un proyecto que el alcalde calificó como “vital y necesario” para mejorar la estación de tratamiento con unos trabajos “que supondrán una inversión de más de un millón de euros”, precisaron desde el equipo de García.
El proyecto recoge una propuesta planteada por el Ayuntamioento de Betanzos a la Xunta que después se trató en varias ocasiones con la propia conselleira, Beatriz Mato, “quien desde un principio se mostró interesada en atender la demanda” para continuar con varias reuniones de trabajo con el director de Augas de Galicia, Roberto Rodríguez.

Características
Las obras consistirán en la mejora del sistema de abastecimiento con la idea de incrementar la capacidad de regulación, optimizando también los procesos de potabilización y, en consecuencia, “garantizar un mejor sistema y que los betanceiros puedan tener agua en cantidad y calidad suficiente para satisfacer las demandas futuras”, añadió García.
Los trabajos incluirán una serie de obras en la planta, con mejoras en el tratamiento físico-químico y en la capacidad de depuración, y otra serie de “actuaciones a nivel técnico” que permitirá, entre otras cosas, eliminar los problemas de turbidez del agua que se producen en determinadas épocas del año en Betanzos.
La mejora de los bombeos quedaría para una siguiente actuación, apostilló un portavoz del Gobierno de García Vázquez.
El origen de esta turbidez está en la situación del río y los lodos que arrastra después de que se produzcan lluvias intensas y, en este sentido, los índices que marcan la turbiedad del agua del río (los denominados NTU, unidades nefelométricas de turbidez) se sitúan habitualmente entre las 10 y 20; estos niveles pueden alcanzzar las 80 y 120 en época de grandes precipitaciones, lo cual complica de manera extraordinaria el proceso en la planta del Mendo. l

Comentarios