Miércoles 20.03.2019

El número de coches abandonados en Arteixo creció un 36% en 2018

Con respecto al año anterior, la Policía Local tramitó 21 denuncias más por este motivo, indica el Ayuntamiento

El Ayuntamiento ha instalado en el depósito de vehículos una nueva aplicación para enviar información a la Policía
El Ayuntamiento ha instalado en el depósito de vehículos una nueva aplicación para enviar información a la Policía

La Concejalía de Seguridad de Arteixo afirmó ayer que el número de denuncias por vehículos abandonados en la vía pública ascendió en 2018 a 79, lo que supone un incremento del 36% con respecto al año anterior, en que se registraron 58.

Según el titular del departamento, José María Sánchez Novo, los agentes de la Policía Local llevan a cabo este trámite cuando el coche está más de un mes en el mismo lugar sin que se mueva. De los 79 casos, 15 vehículos fueron declarados residuos sólidos urbanos y enviados al desguace, después de que sus propietarios no los retirasen del depósito municipal en los siguientes dos meses sin causa justificada.

Datos
La cifra de este año ha subido respecto a la del 2017 y es la más alta desde 2014. En ese año se abrieron 104 expedientes por este motivo, mientras que en 2015 fueron 72 y en 2016 un total de 69. El récord de los últimos años lo batió 2013, con 152 vehículos abandonados retirados de la calle.

Según explican desde la Concejalía de Seguridad, los pasos a seguir para la detección y retirada de los coches comienzan con un informe-denuncia por parte de los agentes de la Policía Local, “que tienen obligación de hacerlo siempre y cuando el vehículo presente síntomas de abandono –como cristales rotos o ausencia de ruedas– y constaten que hace más de un mes que está inmovilizado”. Después se notifica la infracción al propietario hasta en dos ocasiones y si este no ofrece ningún tipo de respuesta se procede a la publicación del caso en el BOP y en el tablón de anuncios del Ayuntamiento.

Si a pesar de esto el propietario continúa sin hacer acto de presencia, dicen, se tramita una propuesta municipal sobre la declaración de RSU (Residuos Solidos Urbanos) y, por consiguiente, se cursa una orden de retirada del vehículo. Por último, se procede a la retirada del vehículo para el desguace y se tramita la baja del mismo en la Jefatura de Tráfico.

Nueva aplicación
Por otra parte, el Ayuntamiento acaba de instalar una nueva aplicación informática en el depósito municipal, situado en el polígono de Sabón, para colaborar con la Policía Local en esta tarea.
Bajo el nombre de Inforticketing, ofrece datos en tiempo real sobre el número de vehículos que entran y salen cada día.

Comentarios