martes 1/12/20

Novo Mesoiro exige la ejecución de la segunda parte del corredor verde

Hace cinco años que los propietarios de fincas entre las calles de Ribeira Sacra y  Fragas do Eume se pusieron de acuerdo para cederlas y construir un corredor que le facilitase la vida a los pobladores del barrio más joven de la ciudad.

Los residentes se quejan de que el Ayuntamiento no se ha puesto en contacto con ellos desde hace casi un año | pedro puig
Los residentes se quejan de que el Ayuntamiento no se ha puesto en contacto con ellos desde hace casi un año | pedro puig

Hace cinco años que los propietarios de fincas entre las calles de Ribeira Sacra y  Fragas do Eume se pusieron de acuerdo para cederlas y construir un corredor que le facilitase la vida a los pobladores del barrio más joven de la ciudad. Novo Mesoiro encontró entonces una salida “humanizadora” al tramo en cuestión y después de la habilitación de una primera fase del proyecto por parte del anterior Gobierno local en 2015, vino un cambio en la ejecutiva que trastocó los planes. 
Cuenta la presidenta del colectivo vecinal, Mónica Calvo, que la Marea aparcó el segundo tramo hasta hoy “porque no les convence y quieren más verde y menos cemento”. Además, se queja de que la propuesta que quieren para el espacio deberán presentársela a los vecinos implicados, que pusieron su terreno a favor del disfrute común y no a la asociación. 
La última reunión sobre el tema tuvo lugar en noviembre de 2016: “Desde eso no se han puesto en contacto”. Por su parte, lo que sí está ejecutado no recibe los cuidados de los servicios municipales de limpieza: “El mantenimiento es cero”. Las plantas que se colocaron a los lados crecen sin límite sobre un paso por el que “se resbala muchísimo”. Cuenta la portavoz que la “única limpiadora que pasa por esta zona del barrio se mete a veces cuando tiene tiempo y ya hace bastante” y añade que la semana pasada recibieron la visita de los concejales Claudia Delso, de Participación Democrática; Xiao Varela, de Regeneración Urbana; y María García, de Medio Ambiente, con motivo del programa “A pé de barrio”. Mónica explica que les preguntaron por el proyecto y que ellos le contestaron que ya se lo presentarían, “pero seguimos esperando”. 
De los plazos iniciales, que daban por terminada la obra en 2015 con la segunda adecuación pasaron dos años sin noticias. Los representantes exigen que los trabajos se incluyan en los próximos presupuestos municipales. l

Comentarios