jueves 3/12/20

Los municipios retoman los plenos con estrictas medidas de seguridad

Oleiros celebró ayer una sesión con los concejales distribuidos por el salón y Bergondo tendrá hoy la suya
Los concejales de Oleiros se repartieron entre el estrado y las butacas del público | patricia g. fraga
Los concejales de Oleiros se repartieron entre el estrado y las butacas del público | patricia g. fraga

Los ayuntamientos del área metropolitana coruñesa retoman, poco a poco, las sesiones plenarias presenciales, y esta semana son Oleiros y Bergondo los que sirven de avanzadilla, cumpliendo con estrictas medidas de protección sanitaria.

En el caso del municipio oleirense, el pleno tuvo lugar ayer en la Casa Charry y los concejales se distribuyeron por todo el salón de plenos, ocupando algunos las butacas reservadas al público.

El alcalde, Ángel García Seoane, ponía estos días en duda la efi cacia de las sesiones telemáticas. En su intervención de los martes en Radio Coruña-Cadena SER, Seoane aseguró que los plenos sin que estén presentes los concejales “no valen para nada”.

La oposición oleirense solicitó este pleno para pedir información al Gobierno local sobre las medidas que “tomó, está tomando y tomará” en esta pandemia. PP, PSOE, Cs y BNG reprocharon al alcalde la falta de información a los grupos políticos y a los vecinos, además de las declaraciones del regidor sobre el origen del virus.

Bergondo celebra esta tarde el primer pleno desde la declaración del estado de alarma. Se hará de forma presencial pero a puerta cerrada y servirá para aprobar, entre otros puntos, el Plan Único adicional de la Diputación, por el que se destinarán 31.000 euros a financiar gastos sociales derivados de la crisis sanitaria y 116.000 euros para la mejora de caminos en todas las parroquias.

También se debatirá un suplemento de crédito de más de 300.000 euros, con cargo al remanente, para la financiación de la segunda fase del proyecto de renovación de la iluminación en el municipio y al cierre de las pistas deportivas de Fiobre y Ouces.

La corporación cambresa todavía utilizó ayer la vía virtual para celebrar un pleno en el que se aprobó la propuesta del Ejecutivo de Óscar García Patiño para incrementar la partida de emergencia social en un 43%, con el objetivo de paliar los efectos de la crisis.

Desde el 16 de marzo, explicó la concejala Lúa Sanguiñedo, se repartieron 245 vales de alimentos y se entregaron 349 paquetes procedentes de la despensa municipal.

Además, se dio luz verde a la suspensión temporal de las ordenanzas fiscales para terrazas y vendedores ambulantes. La concejala de Economía, María Pan, aseguró que el Ayuntamiento quiere colaborar en la recuperación económica del tejido hostelero y comercial del municipio.

Comentarios