lunes 21/9/20

Los municipios del área coruñesa activan medidas para intentar aliviar las economías domésticas tras la crisis

Las compensaciones por actividades o servicios no prestados están entre las decisiones anunciadas
Una de las decisiones es reforzar la atención a domicilio | AEC
Una de las decisiones es reforzar la atención a domicilio | AEC

La situación es complicada por muchos motivos y, teniendo en cuenta las consecuencias de esta crisis para las economías domésticas, los municipios del área metropolitana anuncian medidas encaminadas a aliviar las estrecheces que puedan venir, desde compensaciones como las previstas por el Ayuntamiento de Betanzos para el Conservatorio de Música López García-Picos y la Escuela Municipal de Folclore (EMuF) o las adelantadas por la Diputación de A Coruña sobre el “aplazamiento hasta nuevo aviso” de la primera campaña de recaudación voluntaria de este año del impuesto sobre vehículos de tracción mecánica y otras tasas delegadas en la institución provincial por los municipios de A Coruña, como es también el caso de Betanzos, o el de Miño. 

Además, desde el Gobierno brigantino apuntaron que estudian también el modo de compensar a los usuarios de servicios que, siendo municipales, se prestan a través de concesionarias, como el comedor escolar o las instalaciones deportivas, pero que la prioridad está siendo la atención a personas dependientes. Por eso, mediante decreto, se estableció que la empresa de Axuda no Fogar “tendrá que prestarse al 100% de los usuarios salvo renuncia expresa de alguna familia”, anunciaron desde Betanzos.

Cruz Roja
En materia de servicios sociales, la alcaldesa, María Barral, mantuvo un encuentro con responsables de Cruz Roja para analizar la situación de los programas en los que colaboran ambas instituciones con la intención de “unificar” criterios e incrementar la colaboración así como la atención a personas que, por la situación generada por la crisis sanitaria, pueden necesitar asistencia “en estos momentos”, sin que antes estuviesen adheridos a ninguno de estos servicios.

En este sentido, a través de los voluntarios de Cruz Roja y del personal del servicio básico de Axuda o Fogar se irán atendiendo estas nuevas situaciones, por lo que se hace un llamamiento para que los vecinos que detecten algún caso en el que “alguna persona necesite ayuda o colaboración ante la situación extraordinaria que se está viviendo se ponga en contacto con los Servicios Sociales llamando al 981 77 07 07 a cualquier hora del día o bien al teléfono de atención 981 77 47 42.

Igualmente se ampliará el servicio de teleasistencia por si se dan circunstancias especiales de alguna persona que lo pueda necesitar y el de acompañamiento de personas que vivan solas y puedan necesitarlo para desplazarse al centro de salud a recibir tratamientos como el sintrom.

Las medidas extraordinarias adoptadas desde Miño contemplan desde la creación de un servicio de voluntariado y de reparto a domicilio de productos básicos entre los vecinos de Miño. También se anuncia la desactivación temporal de la Zona ORA.

En cuanto al voluntariado, debe anotarse en los números 981 78 26 59 o 981 78 44 05, con nombre y apellidos, dirección y edad para posteriormente establecer la atención de cada persona voluntaria a los vecinos que lo necesiten teniendo en cuenta los siguientes criterios: necesidad, proximidad de la vivienda entre las dos (voluntario y solicitante) y la edad de cada una, así como otras características personales, anunció en las últimas horas el Gobierno de Vázquez Faraldo.

Comentarios