miércoles 23.10.2019

La mitad de los hórreos catalogados en el PGOM tienen consideración de BIC

Entre muchas otras cosas, el Plan General de Ordenación Municipal (PGOM), que ofrece una detallada descripción del patrimonio sadense, incluye una serie de fichas en las que enumera, uno por uno, los hórreos existentes en la localidad.

Imagen de los hórreos en Pazos,Piñeiro, en Meirás
Imagen de los hórreos en Pazos,Piñeiro, en Meirás

Entre muchas otras cosas, el Plan General de Ordenación Municipal (PGOM), que ofrece una detallada descripción del patrimonio sadense, incluye una serie de fichas en las que enumera, uno por uno, los hórreos existentes en la localidad.
En total, se trata de 43 fichas –aunque llega hasta el número 45, se han suprimido la 22 y la 23– en las que se explica que todos los hórreos, a excepción de uno, son de propiedad particular, bien de una o de varias personas, dependiendo de cada caso.
Son bienes de un alto valor patrimonial, ya que de las fichas se desprende que de los 43 hórreos, más de la mitad, 22, tienen consideración de Bien de Interés Cultural (BIC). Esto es, que gozan de una especial protección.

parroquias
Por parroquias, las que más hórreos tienen en su superficie son Osedo (10) y Carnoedo (9), que se llevan a así cerca de la mitad del total, lo que supone un 44,1% entre ambas.
A partir de ahí, otra de las que alberga bastantes de estos bienes es la parroquia de Meirás, con siete. Más lejos quedan, a continuación, Sada (5), Soñeiro (4), Mondego y Mosteirón, con tres cada una, y un único hórreo en Veigue.
Sin embargo, si las divisiones por parroquias se hacen tomando como referencia aquellos hórreos que están en posesión de esa consideración de BIC, la que más tiene es Soñeiro, ya que la totalidad de los que alberga en su superficie –los cuatro anteriormente mencionados– tienen esas características.
Le siguen Meirás, Mondego y Carnoedo, con tres, Sada con dos y Veigue con el único que tiene, que está situado en el lugar de Chan de Aldea.

conservación
A pesar de ser bienes que no abundan hoy en día –la media es de poco más de cinco por parroquia–, el estado de conservación no es del todo satisfactorio en muchos casos.
En este sentido, según las fichas de descripción que se pueden encontrar en el PGOM –publicado en la página web del Ayuntamiento–, un tercio de estos hórreos en el término municipal sadense (un 32,5%) no consigue ser catalogado con una buena conservación.
Dentro de ese porcentaje, salvo uno, todos están registrados con una calificación de “regular”. De los 14 que no alcanzan una buena nota en su conservación, cuatro de ellos están ubicados en Carnoedo y dos en Mondego, Soñeiro y Osedo, habiendo uno en Sada y otro en Meirás.
El que no se encuentra en un estado “regular”, sino “ruinoso”, es el que se sitúa en el lugar de Mandín, en la parroquia de Soñeiro.
Es un caso curioso el de este hórreo –abandonado, como señala la ficha del Plan General–, ya que perteneció a la que fuera residencia de los alcaldes de Sada Antonio Domínguez Fariña, Manuel Domínguez Guitián y Manuel  Roo  Ben. Es un hórreo de  planta  rectangular, estrecho y alto, como se indica, y posee una importancia “histórica” por los que fueran sus propietarios hace ya muchas décadas.

Comentarios