miércoles 5/8/20

Medio millar de personas corta la N-VI para exigir a Fomento obras en Perillo

Medio centenar de personas se echó a la carretera en la primera movilización convocada por el Ayuntamiento de Oleiros para exigir al Gobierno de España la inclusión de la glorieta de Sol y Mar y los pasos elevados de O Seixo en los Presupuestos Generales del Estado de 2017.

Los asistentes interrumpieron la circulación durante unos minutos a la altura de Agramar	Pedro Puig
Los asistentes interrumpieron la circulación durante unos minutos a la altura de Agramar Pedro Puig

Medio centenar de personas se echó a la carretera en la primera movilización convocada por el Ayuntamiento de Oleiros para exigir al Gobierno de España la inclusión de la glorieta de Sol y Mar y los pasos elevados de O Seixo en los Presupuestos Generales del Estado de 2017.
Los asistentes cortaron la N-VI a la altura de Agramar en demanda de las obras de la intersección de Beiramar-Agramar y los pasos elevados de O Seixo.
El alcalde, Ángel García Seoane, se situó a la cabeza de la protesta, agradeció a los presentes, incluidos mandatarios de otros municipios del área, su participación en la convocatoria y anunció nuevas acciones “no caso de que o Ministerio de Fomento non aborde as obras que demandan e necesita a N-VI”.
Además de los vecinos del entorno para el que se reclaman las actuaciones, al acto se sumaron residentes en otros puntos de Oleiros y de toda la comarca, que también se ven afectados por los atascos y los peligros derivados de las “deficitarias infraestruturas viarias existentes para acceder á cidade de A Coruña”.
En este sentido, incluso los propios conductores a los que la manifestación “atrapó” circulando por la carretera nacional y, en consecuencia, perjudicados por la interrupción de la circulación, también expresaron su conformidad con esta concentración a través de numerosos gestos desde el interior de sus coches, expresando su respeto por quienes con esta primera acción buscaron llamar la atención de Fomento.

PROYECTO
García Seoane recordó en los últimos días que existe un proyecto de reforma de la N-VI desde el año 2006 y que hasta la fecha el Ministerio de Fomento, que desde hace menos de un mes dirige Íñigo de la Serna, tan solo ha realizado anuncios que no se han convertido en realidades y que los problemas se repiten cada día a lo largo de la N-VI.
El regidor reclama que se construya un túnel en la mencionada intersección lo que, según él, aliviaría el tráfico en una de las carreteras que soporta a diario el mayor tránsito de vehículos de Galicia.
El presupuesto de la obra, según las últimas informaciones, estaría en 16 millones de euros y los trabajos se prolongarían por un espacio de tres años, e incluirían la instalación de pasos elevados, entre otras medidas de seguridad para la N-VI.

Comentarios