miércoles 20/1/21

La Fundación Amancio Ortega construirá nueve escuelas infantiles

Un convenio con Benestar y once millones de euros son los ingredientes con los que la Fundación Amancio Ortega (FAO) construirá nueve escuelas infantiles públicas en la comunidad durante los próximos tres años.
Beatriz Mato y Flora Pérez Marcote firmaron ayer en las instalaciones de la fundación el convenio	pedro puig
Beatriz Mato y Flora Pérez Marcote firmaron ayer en las instalaciones de la fundación el convenio pedro puig

Un convenio con Benestar y once millones de euros son los ingredientes con los que la Fundación Amancio Ortega (FAO) construirá nueve escuelas infantiles públicas en la comunidad durante los próximos tres años. Una vez que las guarderías estén edificadas, la gestión correrá a cargo de la Xunta a través de la red Galiña Azul.

Cada uno de los centros se ubicará en un municipio distinto. De ellos, Arteixo se encuentra entre los primeros en los que está previsto que se inicie la tramitación. A mayores, este mismo año se espera que se empiece el papeleo también en A Coruña, Cambre y Ferrol. No obstante, desde la Consellería de Benestar matizan que el comienzo de la tramitación y licitación no significa que se vaya a poner la primera piedra.

En este sentido, cada municipio beneficiado con esta actuación tendrá que encontrar una parcela adecuada y, a continuación, cedérsela a la Xunta para que la FAO construya el recinto. En este aspecto, desde el Ayuntamiento arteixán indican que han pensado en varias opciones, aunque han preferido no adelantar ninguna de ellas hasta que se decida el emplazamiento definitivo.

Respecto a los tiempos para llevar adelante este proyecto, el presidente de la fundación, Óscar Ortega, detalló que el calendario de la ejecución se desarrollará entre este año y 2015. Además, el resto de localidades que serán objeto de este convenio son Lugo, Melide, Ourense, Santiago y Vigo.

Características > El acuerdo de colaboración fue rubricado ayer en las instalaciones de la propia fundación entre la conselleira de Traballo e Benestar, Beatriz Mato, y la vicepresidenta de la FAO, Flora Pérez Marcote.

Gracias a este convenio, Galicia contará con 750 plazas públicas más. Mato destacó que “casi la mitad de las familias que accederán a las plazas no tienen recursos, como establecen las bases de las guarderías de la Galiña Azul”.

Por su parte, Flora Pérez Marcote destacó que cada uno de los centros contará con una superficie de unos 770 metros cuadrados. Además de las aulas, en la memoria se recoge que cada uno de los centros infantiles (para niños de 0 a 3 años) tendrá servicio de comedor, áreas de actividades y juegos y espacios exteriores adaptados. A mayores, se establece que cada dependencia cuente con sala de usos múltiples, vestuarios, almacén, lavandería o cuarto de limpieza y de basura.

El desembolso que realizará la fundación servirá para que en cada inmueble se habiliten seis módulos que permitirán a su vez que cada centro oferte 82 pupitres, “el máximo permitido por la legislación vigente”, apuntó.

5% más > De este modo, la FAO facilitará que se incremente en un 5% el número de plazas públicas existentes en la comunidad gallega. Este porcentaje sumado a la financiación autonómica, significa, según explicó Mato que al cierre de la legislatura se habrán puesto en marcha 4.500 nuevas plazas.

Unas vacantes que contribuirán al “incremento de los servicios” y que suponen una “apuesta por la conciliación familiar”, subrayó Mato que añadió en este punto que tanto las guarderías que construirá y dotará de mobiliario la FAO como las propias de la consellería servirán para “revitalizar la natalidad”.

Así, la consellería terminará el año con 8.400 plazas infantiles, mientras que en 2009, el número era de 5.400, como detalló la conselleira durante una rueda de prensa posterior a la firma.

Fuera de esta cuenta está la escuela infantil de Pastoriza que se está construyendo. En una visita al municipio, Mato se mostró partidaria de incluir esta guardería en la red autonómica.

Comentarios