sábado 24/10/20

El juzgado que sentenció sobre Meirás admite a trámite el recurso de la familia Franco

Las demás partes tienen diez días para presentar un escrito de oposición o, en su caso, de impugnación del fallo
03 septiembre 2020
Sada.- El Juzgado de Primera Instancia número 1 de A Coruña condena a la familia Franco a devolver el pazo de Meirás, en Sada, al declarar que es propiedad del Estado, tras concluir que el inmueble fue un regado que se hizo en su momento al jefe del Estado y no a Francisco Franco a título personal
El pazo de Meirás, en Sada | PATRICIA G. FRAGA

El Juzgado de Primera Instancia número 1 de A Coruña ha admitido a trámite el recurso de apelación interpuesto por la familia Franco contra la sentencia que declara al Estado propietario del pazo de Meirás, en Sada, informaron ayer fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Galicia.

A partir de este momento, el Juzgado dará traslado a las demás partes, a las que emplazará para que en el plazo de diez días presenten escrito de oposición al recurso o, en su caso, de impugnación de la sentencia.

El pasado 2 de septiembre, el juzgado coruñés condenó a la familia Franco a devolver el pazo al declarar que es propiedad del Estado, un fallo que el Gobierno calificó entonces de “victoria democrática”, al igual que la Xunta, la Diputación, los Ayuntamientos de A Coruña y Sada, partidos políticos y varias entidades sociales.

Al día siguiente, el abogado del Estado jefe en Galicia, Javier Suárez, sostenía que “posibilidades podría haber de algún tipo de ejecución provisional” del fallo, una opción que también secundó el Ayuntamiento de Sada, que además se mostró dispuesto a conveniar con el Estado el uso dotacional público del pazo.

Argumentos

En la vista, los Franco argumentaron que el inmueble fue un regalo a su familiar a título personal y alegaron, entre otros motivos, que cuando la propiedad fue destruida en el año 1978 el Estado se “olvidó” del mismo y que Meirás fue reconstruido por Carmen Franco.

Frente a este posicionamiento, en su sentencia, la magistrada Marta Canales declaró la nulidad de la donación efectuada en 1938 de “la finca denominada Torres o pazo de Meirás al autoproclamado jefe del Estado, Francisco Franco Bahamonde, por carecer del requisito esencial de forma”.

En relación a este fundamento, aclara la jueza que, el mismo año en que se efectúa la donación, se constituye una Junta Pro Pazo “del Caudillo” para comprar y regalar Meirás “al Generalísimo de los Ejércitos y Jefe del Estado Nacional”. “Su nombre era Francisco Franco Bahamonde, pero no se le regala a él por sí mismo, sino al jefe del Estado”, señala la jueza. l

Comentarios