martes 19/1/21

La jueza nombra al Estado depositario de los bienes de Meirás y reitera la entrega el 10

Los Franco podrán retirar los objetos de “estricto uso personal o que nada aporten a la significación del pazo”, señala
Pazo de Meirás | Quintana
Pazo de Meirás | Quintana

El Juzgado de Primera Instancia número 1 de A Coruña ha designado al Estado depositario de todos los bienes muebles y elementos accesorios que conforman el complejo del pazo de Meirás y mantiene la fecha de entrega del inmueble para el próximo día 10.

Tras el juicio celebrado el pasado miércoles para revisar la medida cautelar que prohíbe a los Franco retirar bienes del edificio mientras se realiza un inventario, la jueza, Marta Canales, ha dirimido que se permitirá la retirada de aquellos objetos “de estricto uso personal o que, por sus características, nada aporten a la significación del pazo como Bien de Interés Cultural”.

El Juzgado, que acepta las alegaciones del Estado, la Xunta, los ayuntamientos de Sada y A Coruña y la Diputación, mantiene de este modo la fecha de entrega del inmueble el día 10 a las 11.00 horas.

En relación a los guardeses, atendiendo al ofrecimiento del Estado para que se les confiera un plazo mayor para abandonar la casa que habitan, fija como fecha máxima el 15 de enero de 2021.

La magistrada rechaza en el auto, contra el que cabe interponer recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de A Coruña, la oposición efectuada por la familia Franco respecto a la prohibición de retirar bienes y a su fecha de entrega. Además, detalla que la parte demandada yerra “cuando dice que se le dieron veinte días para retirar todos sus bienes”, ya que “sus actos fueron los de cumplir voluntariamente el fallo y, en congruencia, el auto dispone el plazo de un cumplimiento voluntario”. “La literalidad del auto es clara”, sostiene la titular del juzgado, que argumenta que la decisión de prohibir retirar bienes sin informar previamente a la parte demandada responde “a una situación de urgencia patente”.

Traslado
“La urgencia surge cuando los demandados, diciendo que van a entregar voluntariamente el pazo, previamente quieren proceder al traslado de bienes en 50 camiones, que sin duda son muchos camiones, lo que se traducía en un vaciado de no se sabía qué”, asegura en el auto. En este sentido, la magistrada insiste en que era “necesario saber qué existía en Meirás” antes de permitir su traslado.

“De no haber adoptado las medidas cautelares nunca sería posible acoger una decisión futura, nunca podría debatirse si, por ejemplo, un escudo se integra o no en la ejecución y propiedad del Estado, porque los bienes habrían, simple y llanamente, desaparecido”, prosigue. 
El concejal coruñés de Educación y Memoria Histórica, Jesús Celemín, celebró esta decisión judicial y considera “lexítimo que a Administración central sexa a depositaria dos elementos do pazo”.

Comentarios