sábado 19/9/20

José Ramón Rioboo | “Los únicos grupos de la oposición que están en positivo son Ciudadanos y Marea Veciñal”

Ocho meses después de haber sustituido a Julio Sacristán al frente del Ayuntamiento de Culleredo, José Ramón Rioboo (Almeiras, 1972) parece haberse hecho ya a su nueva situación.

Rioboo accedió a la Alcaldía de Culleredo en noviembre de 2017 | pedro puig
Rioboo accedió a la Alcaldía de Culleredo en noviembre de 2017 | pedro puig

Haga un balance de estos primeros meses de mandato.
El balance es muy positivo. La verdad es que estamos trabajando muy duro para definir el futuro del ayuntamiento de Culleredo. A este grupo de gobierno lo caracteriza la experiencia de muchos años al frente de la gestión municipal y también de las ganas de trabajar que tiene por el bienestar de los vecinos. Tengo que reconocer también la labor y el apoyo que nos han dado los grupos municipales de Ciudadanos y Marea Veciñal. Este apoyo fue trascendental para aprobar los presupuestos y creo que si continuamos así se sacarán adelante muchos proyectos para garantizar el futuro del ayuntamiento.

 
Y ¿que balance hace entonces del resto de los grupos? 
No suelo entrar en valoraciones de lo que hacen los grupos municipales. Cada cual tiene su estrategia para intentar fiscalizar al Gobierno local. Sin embargo, al revés, de lo que puedan decir algunos, este Ejecutivo es transparente y pone a disposición del resto toda la información que se le solicita. Lo máximo que puedo decir es que los únicos que están en positivo son Ciudadanos y Marea Veciñal. Son los que aportan ideas y levantan la mano favorablemente cuando hay que aprobar los presupuestos que son, al fin y al cabo, los que definen las inversiones que se realizarán a lo largo del año en un ayuntamiento. 

¿Le sorprende la actitud de la oposición? ¿Espera algo similar cuando accedió a la Alcaldía?
Estoy recibiendo muchos apoyos desde todos los ámbitos. No entramos en ningún tipo de confrontación personal. La relación es cordial, la propia de un alcalde con el resto de la corporación. Hay cordialidad aunque es cierto que también hay discrepancias sobre mi modo de ver el futuro del Ayuntamiento, pero entra dentro del juego político. 

Hablando de cuestiones más concretas, en los últimos días vuelve a colación el futuro del aeropuerto de Alvedro. 
Lo que está muy claro en esta cuestión es que los vecinos de Culleredo somos unos sufridores natos y eso nos pasa por ser la zona natural de paso hacia la ciudad de A Coruña. Los cullerdenses sufrieron y sufren las consecuencias de la ampliación del aeropuerto, pero también soportaron la AP-9, la A-6, gasoducto y todo el resto de servicios que precisan los residentes del área metropolitana. Hay que tener en cuenta que la superficie del aeródromo está al 100% en territorio de Culleredo, y es al único de Galicia que le sucede eso. Por eso se solicitó que Culleredo esté presente en todas las reuniones que se defina o se tomen decisiones sobre el futuro de esta infraestructura. El alcalde no se puede enterar por la prensa o por otros medios de lo que está pasando con el aeropuerto. Tiene que estar en todas las reuniones presente. Respecto al Plan Director debo decir que no se diferencia mucho del anterior. Hay alguna adecuación a las normativas europeas y estamos realizando diversas alegaciones para que, si se presentan problemáticas, los vecinos se vean defendidos por el Ayuntamiento. Mantendremos reuniones en las próximas semanas, cuando tengamos ya todo definido. 

Puede sonar anecdótico respecto al plan pero ¿continúa, usted, opuesto a la posibilidad de que se construya una gasolinera en las instalaciones del parking disuasorio del aeropuerto? 
Como Gobierno local consideramos que esa no es la inversión más adecuada para esos terrenos. Tiene que repercutir nuevamente en suelo para los vecinos de Culleredo. Nuestro objetivo es que allí se ubique el edificio de Servicios de Emergencia y que en él se instalen las dependencias de Policía Local, Guardia Civil y Protección Civil. Asimismo, queremos que allí se habiliten espacios para estacionar vehículos municipales como el de la grúa o ambulancia, entre otros. El tiempo de reacción ante situaciones de emergencia se reduciría muchísimo. Estaríamos a tres minutos de los principales núcleos urbanos como O Burgo o Vilaboa y a cinco minutos de la zona rural.

Quizás sea una apreciación personal pero da la sensación que en estos últimos meses hay cierta sensibilidad por su parte, en el plano de mejorar infraestructuras, hacia Vilaboa. 
Las inversiones son proporcionales a las necesidades de cada una de las parroquias del municipio. Lo que sucede es que Vilaboa cuenta con una particularidad que es la presencia de la carretera nacional N-550, que era de Fomento. Cualquier actuación que quisiese hacer el Ayuntamiento tenía que contar con el beneplácito del Gobierno, pero ahora que ha pasado a titularidad municipal las decisiones las tomamos nosotros. Por eso las inversiones que estamos realizando actualmente en Vilaboa se centran en la mejora de la seguridad vial creando pasos de peatones más seguros, entre otras medidas. Esto antes no podíamos llevarlo a cabo. Recuerdo que cuando sugeríamos alguna mejora la mayor parte de las veces teníamos una respuesta negativa por parte del ministerio competente.

Pero la pregunta, entonces, es ¿dónde radica el beneficio para el presupuesto de un Ayuntamiento hacerse con la titularidad de una vía como la N-550? 
En el hecho de que el Ayuntamiento no precisará de informes de otras administraciones para llevar a cabo proyectos en las inmediaciones, en este caso, de la N-550. Así la capacidad que tenemos de reunirnos con los vecinos para proponerles mejoras y obras es mayor y siempre tendremos la última palabra. Este hecho dinamiza mucho el trabajo y la gestión al no tener que depender de terceros. Vilaboa en este momento precisa de mucha inversión para intentar humanizarla todo lo posible. Pero también creo que hay que invertir en O Burgo y en el resto de las parroquias. El plan de inversiones que tenemos debo decir que es bastante equitativo con todos los núcleos.

Da a entender que en Fonteculler va a hacerse algo similar. 
Por supuesto. En Fonteculler vamos a humanizar el entorno de As Brañas y de la AC-211. Ahora estamos elaborando un estudio para plantar árboles en la mediana y convertirla en una zona verde atractiva y bonita.

¿Cómo se está desarrollando el plan europeo Edusi? 
Entre las grandes inversiones que se van a llevar a cabo en el municipio destacaría la senda verde peatonal y ciclista que enlazará O Burgo con el monte Xalo, aprovechando los márgenes del río Valiñas. Esta iniciativa viene a sustituir en parte aquel proyecto de senda que pretendíamos por la antigua línea férrea, que ahora parece que pretende reactivar Renfe. También aquí se incluyen todas las actuaciones que tenemos previsto en las parroquias: mejora de la torre de Celas, humanización del Camino Inglés en  Almeiras, entre otras.

En las últimas semanas hay de nuevo un debate público sobre la cuestión del transporte metropolitano. Exponga su punto de vista
Este Gobierno local planteó a la Consellería de Infraestruturas una cuestión que no es otra de que el transporte en Culleredo tiene que cambiar. La realidad en los últimos años en el municipio, a la hora de subirse a un bus, cambió. Precisamos mayores frecuencias y más líneas que vayan hacia la zona rural para que los vecinos de ese lugar pueda venir con mayor asiduidad al núcleo urbano, porque es allí donde se encuentran los centros de salud, los servicios y los comercios. También hay que resideñar las líneas porque ninguna de las que parte de Vilaboa o de la zona rural llega a los hospitales de A Coruña. Asimismo, ahora estamos tratando de conveniar con los ayuntamientos de Arteixo  y de A Coruña un servicio más digno para las personas que residen en las urbanizaciones de A Zapateira. El documento está siendo estudiado por el equipo de Gobierno de Xulio Ferreiro y espero que en breve tengamos una respuesta positiva para poder firmar el convenio.

Comentarios