domingo 25/10/20

José Ramón Amado | “Los vecinos están contentos de que abandonemos el Consorcio: el servicio es de mala calidad”

José Ramón Amado (Morás, 1968) está viviendo meses de actividad frenética con motivo de la municipalización del servicio de recogida de residuos, que Arteixo prevé iniciar el 1 de enero de 2018 tras anunciar su intención de abandonar el Consorcio As Mariñas.

Amado posa frente al edificio donde estará el nuevo servicio de basuras | javier alborés
Amado posa frente al edificio donde estará el nuevo servicio de basuras | javier alborés

José Ramón Amado (Morás, 1968) está viviendo meses de actividad frenética con motivo de la municipalización del servicio de recogida de residuos, que Arteixo prevé iniciar el 1 de enero de 2018 tras anunciar su intención de abandonar el Consorcio As Mariñas.

Están inmersos en el estudio de un nuevo modelo de recogida de basuras y se fijan en municipios como Vila-Seca o Allariz.
Dentro del proceso para asumir el servicio, en esta primera fase hemos definido dos etapas, una de escuchar a los vecinos y otra para proponer nuestro nuevo modelo. Una de las cosas que nos han demandado los vecinos son las jornadas informativas donde poder recibir asesoramiento y conocer experiencias de otros lugares, por ello hemos invitado a Arteixo a dos ayuntamientos pioneros, Vila-Seca (Tarragona) y Allariz (Ourense). El primero por su uso del quinto colector, el de envases ligeros, y el segundo por su importante experiencia en la recogida puerta a puerta y en los composteros comunitarios y rurales. A lo largo del año se programarán más jornadas porque es importante la concienciación.

¿Cómo lograrán implicar a la gente?
Empezaremos actividades en los colegios y en los campamentos de verano para concienciar a los más pequeños de aspectos como el reciclaje y el respeto al medio ambiente. También habrá acciones en las asociaciones vecinales.

¿Cuáles son las quejas más comunes sobre la basura en Arteixo?
Fundamentalmente, la mala ubicación de contenedores. En muchos casos encuentran el colector general en un sitio y el de papel, por ejemplo, alejado. Están obligados a efectuar dos rutas distintas para reciclar. Por otra parte, demandan más colectores de algunos materiales, por ejemplo, de vidrio, que no existen en alguna parroquia.

¿La recogida de residuos puerta a puerta es factible?
Planteamos dos cosas: una, hacer puerta a puerta para el comercio y la hostelería, lo que supondrá una liberación en los colectores para uso de los vecinos y el aumento en la separación de envases, ya que nuestra tasa de recogida de vidrio, por ejemplo, es muy baja; por otra parte, queremos probar el puerta a puerta en los núcleos rurales muy concentrados, como Suevos. Es una parroquia con una orografía complicada, con calles muy estrechas, por las que los camiones de basura tradicionales no pueden bajar. Nos gusta ese modelo pero no vamos a extenderlo a toda la población, sino que tenemos que ir estudiando a qué zonas les beneficia más. La voluntad política, está claro, es aumentar la calidad del servicio y potenciar la separación de residuos para cumplir con las normativas europeas.

¿Qué materiales irían a parar a ese quinto colector?
Los envases ligeros, plásticos, tetra bricks, etc., que se están metiendo en el contenedor general y que se pueden valorizar. Hay un convenio con Ecoembes que retribuye la recogida de este tipo de envases y esto serviría para financiar, en parte, el servicio, y ayudar a rebajar la tarifa al vecino. Además de liberar espacio en los contenedores de la fracción “resto”, que podrían ser de menor tamaño que los actuales.

Ha visitado Gijón con la Comisión do Lixo para estudiar el servicio que ofrece Emulsa.
Sí, Emulsa es una empresa con 40 años de vida y quisimos ver cómo gestionan la basura de manera totalmente municipal. Gijón tiene casi 300.000 habitantes y hemos visto la problemática que tienen en el día a día con camiones, programas informáticos, personal... Nos explicaron cómo organizan rutas, cómo vacían y controlan los camiones, cómo solucionan las bajas de los empleados, etc.

¿Avanzan a buen ritmo en la preparación para asumir el servicio?
Estamos en un momento, por un lado, optimista, ya que vemos que la percepción de la gente es buena y nos dice que hemos dado un buen paso. Por otra parte, estamos preocupados por los plazos de licitación y contratación de los servicios, pero creemos que el resultado final será el esperado.

¿Hay quejas por la frecuencia de la recogida de basura?
No tanto por la frecuencia como por el estado de los contenedores, porque muchos no están bien conservados. Arteixo tiene unas zonas de recogida muy diferentes, cada una con sus características, y no contamos con un servicio que tenga esto en cuenta. Estamos intentando adaptar el servicio poco menos que a cada parroquia. Por ejemplo, en Barrañán: los vecinos nos dicen que dos días a la semana, como tienen ahora, es suficiente, pero que en el verano es necesaria una recogida casi diaria, debido a la afluencia de gente a las playas. En el pliego del Consorcio se mantenían esos dos días de recolecta de residuos porque es una zona rural, pero nosotros pretendemos conocer más al vecino y adaptarnos al medio.

¿Provocará rechazo la marcha de Arteixo del Consorcio?
No he escuchado ese tipo de críticas, el índice de satisfacción con el Consorcio es tan bajo que sería un porcentaje irrelevante para nosotros. La gente se queja del alto precio del recibo y de que es un ente poco cercano al ciudadano para realizar reclamaciones. Por otra parte, hay una ordenanza que obliga a pagar la tasa de basuras en las casas deshabitadas y eso tampoco gusta. Nuestros vecinos estaban demandando una solución a todo esto, para nosotros era más fácil seguir como estábamos y no meternos en esta “guerra”, que políticamente nos va a generar complicaciones, pero creemos que el ciudadano lo valorará si somos capaces de conseguir los objetivos marcados.

¿Podrán volver luego al Consorcio si el experimento fracasa?
Al Consorcio no se va a poder volver, porque el Consorcio tiene que disolverse o transformarse. Si se hiciese algún día un planteamiento en el que entrase A Coruña y que dispusiese esa famosa carta de servicios globales, Arteixo no tendría ningún problema en formar parte, pero siempre con unos condicionantes. Vamos a dar un paso que nos va a costar mucho y volver sin tener garantizada la calidad que vamos a intentar dar va a ser complicado.

¿Los enfrentamientos del alcalde con el Consorcio pasarán factura?
La palabra “enfrentamiento” es aplicada por la oposición, nosotros lo que hacemos son reclamaciones. Estamos para defender a los vecinos y reclamamos lo que creemos que es justo. El alcalde dio un plazo de un año para bajar el recibo de la basura, pero no ha habido respuesta, por eso decidimos hacerlo por nuestra cuenta..

Tienen la experiencia previa de la municipalización del agua.
Estamos en obras porque estamos preparando todo para asumir el servicio aquí y atender al público en estas instalaciones [edificio de Obras]. Ya tenemos el camino trazado, el recibo de la basura irá en el del agua, aunque todavía no tenemos clara la periodicidad, si va a ir en dos recibos anuales o cuatro, pero se enviarán en la misma carta para ahorrar costes.

Con un precio de cien euros.
Sí, nuestro recibo rondará esa cifra. Es que hemos visto las experiencias de otros lugares, por ejemplo, Vila-Seca, en Cataluña, que pagan un canon de vertedero más alto que el de Sogama y están cobrándole al vecino 107 euros. La tarifa del Consorcio es la más cara de España.

Defienden que cada vez se compra más agua a Emalcsa, pero el PSOE sostiene que el recibo ha subido.
El PSOE, dentro de su labor de oposición, intenta hacer una guerra fácil y confundir a la población. Desde que hemos asumido el servicio del agua ha habido dos rebajas: una para los que consumen menos de 20 metros cúbicos y otra para el pequeño comercio, que pasa de pagar el agua como industrial a doméstica. ¿Por qué dicen que ha subido el agua? Porque has aplicado el canon de la EDAR de Bens. Ha subido como subió en su momento por el canon de la Xunta, por lo que hacer una guerra política con eso no tiene sentido. A día de hoy podemos afirmar que el agua de Arteixo ya no da pérdidas y que estamos en números de equilibrio. l

Comentarios