domingo 26.01.2020

José Antonio Santiso | “Si se quiere constituir un área metropolitana, con estos mimbres no se hará ni un cesto”

 PRESIDENTE DEL CONSORCIO AS MARIÑAS Su reciente reelección contra el criterio del Ayuntamiento de Oleiros abre 
un nuevo frente en el seno de la entidad supramunicipal
José Antonio Santiso fue elegido presidente por tercera vez desde 2011 | p. puig
José Antonio Santiso fue elegido presidente por tercera vez desde 2011 | p. puig

José Antonio Santiso (Abegondo, 1960) es por tercera vez consecutiva presidente del Consorcio As Mariñas pero es la primera que no cuenta con el apoyo unánime de los responsables de los ocho ayuntamientos que lo conforman, tras la marcha de Arteixo hace casi ya dos años. Aunque el problema más acuciante es el que plantea la empresa que gestiona la planta de Nostián y el tratamiento de los residuos.

¿Cuáles son los problemas que tiene Albada con el Consorcio?

Albada tiene un contrato con el Consorcio que la obliga a recogerle la basura mientras la entidad continúe funcionando. Nosotros contestamos negativamente a su requerimiento de que iba a dejar de prestarnos servicio a partir del día 1 de enero y le informamos de que le íbamos a exigir que lo continuase haciendo. No obstante, también informamos al Ayuntamiento de A Coruña de la situación y nos aseguró que le iba a exigir a Albada que tenía que continuar tratando los residuos. Principalmente porque es a este municipio al que más le interesa que continúe la situación como hasta ahora porque si no la consecuencia más inmediata es la convocatoria de un ERTE. Albada asegura que no precisa tanto personal por lo que procederá a realizar despidos. Además, si no se tratan nuestros residuos los costes para el Ayuntamiento coruñés serán muchísimo mayores porque las máquinas tendrán que continuar funcionando pero para menos residuos. Y dudo que sea una situación idónea para A Coruña.

¿Pero, qué problema tiene Albada con el Consorcio o el Consorcio con Albada?

Nosotros como Consorcio pagamos religiosamente y sin ningún retraso. Nosotros actualmente no tenemos ningún problema con la empresa. El único que tuvimos fue hace tiempo por los rechazos porque pretendían cobrarnos más por tonelada y nos tuvimos que buscar la vida. Insisto en que no tenemos ningún problema.

Los residentes nunca se quedaron sin servicio de basura. Existe más de una alternativa y ya estamos negociando por si se cierran las puertas de Nostián

Quizás, Albada con el Consorcio, sí lo tenga...

Pues es su problema. Les pagamos religiosamente, no tenemos deudas. Cuando fue la problemática de los rechazos, porque nos parecían muy caros, nos fuimos a otro sitio. Si tienen algún problema que lo digan.

Es decir, cuando les comunicaron que no iban a continuar tratando los residuos, no alegaron ningún tipo de motivo para adoptar esa medida.

Albada entiende que ese día finaliza el contrato y considera que tiene todo el derecho a no renovarlo. Creo que puede ser una cuestión económica pero no nos ha dicho nada. Nosotros tenemos un convenio con las mismas condiciones que el Ayuntamiento de  A Coruña. Nosotros pagamos lo mismo, otra cuestión distinta son los rechazos que nosotros llevamos a otro lugar. Que, por cierto, son el 55% de la basura. No es ninguna broma. Quiero dejar claro que el mejor sistema para nosotros es que los residuos se traten en Nostián por su planteamiento. No obstante, considero que el problema de Albada no es con el Consorcio, más bien es con el Ayuntamiento coruñés.

Y, ¿qué clase de problema sería ese?

El convenio finaliza y la concesionaria afirma que tiene un problema económico desde hace años y no se redactaron los pliegos de renovación con la suficiente antelación.

¿El Consorcio dispone de un plan B por si Albada lleva a cabo su anuncio?

Los vecinos del área metropolitana nunca se quedaron sin servicio de recogida de basura. Existe más de una alternativa y por lo tanto ya estamos negociando por si se cierran las puertas de Nostián. No obstante, tenemos garantías del Ayuntamiento de A Coruña de que las cosas continuarán como hasta ahora. En caso contrario el problema sería para él porque hay previstas huelgas de trabajadores. El Consorcio es un cliente de Nostián y en esa planta queremos continuar pero como cliente que es puede negociar con otras empresas.

Yo a nivel personal no tengo ningún problema con el alcalde de Oleiros. Es más, tengo una excelente relación con él. Pero, debo aclarar que no cobro como presidente

¿Se puede obligar a Albada a continuar tratando la basura del Consorcio?

La basura es un servicio esencial y básico y por lo tanto mientras la concesión no se otorgue de nuevo, la actual concesionaria tiene obligación que prestarlo. Sin embargo, la pelota está en el tejado del Ayuntamiento de A Coruña, que tiene que adoptar las medidas pertinentes.

¿Usted garantiza a los vecinos que la basura se continuará retirando a partir del día 1?

Yo como presidente del Consorcio me comprometo a buscar una salida a la basura. En principio continuaremos poniendo todos los medios para que se trate en Nostián, haciendo valer todos nuestros derechos. Si el día 1 se nos impide acceder a las instalaciones, evidentemente tendremos que buscar otra solución para los residuos del Consorcio.

Llama poderosamente la atención que una entidad como el Consorcio que daba la impresión de ser una balsa de aceite, ahora parezca más la “casa de los líos”.

La problemática se inició a raíz de la decisión del Gobierno de Rajoy de anular la figura del Consorcio por lo que nos vimos obligados a adscribirlo a la entidad que tuviese más aportación económica a la entidad, no a la de mayor población, y resultó ser Oleiros. A partir de ese momento comenzaron los problemas. Considero que fue una cuestión de celos entre ayuntamientos. No hay más que ver como Arteixo acabó marchándose. Oleiros a partir de la adscripción quiso hacerse con la Presidencia y con las riendas de la entidad, sin embargo, el resto de miembros del Consorcio estimamos que no era posible ya que para cederle todas esas competencias habría que constituir otra entidad como, por ejemplo, una mancomunidad. Mancomunidad que no llegó a constituirse por que Arteixo se fue. Los problemas derivan todos de que el Ayuntamiento de Oleiros quiere Presidencia, Secretaría e Intervención, pero como estamos en un país democrático y los estatutos no nos obligan pues el resto de miembros estimamos que no. En cualquier entidad democrática, los miembros pueden elegir a su directiva. Además este es un organismo voluntario y como es voluntario, nadie puede imponer su criterio. A partir de ahí, todo se fue distorsionando y generando enfrentamientos, incluso a nivel personal, que no ayudaron a una entidad que nunca había tenido problemas hasta que al Gobierno decidió cancelar los consorcios. Y los enfrentamientos no son nada positivos si se pretende constituir un área metropolitana ya que con estos mimbres no se podrá hacer un cesto.

Pero, ¿cómo es posible que una cuestión tan técnica, y tan poco emotiva, como el tratamiento de la basura puede derivar en enfrentamientos personales?

Yo a nivel personal no tengo ningún tipo de problema con el alcalde de Oleiros. Es más, tengo una excelente relación con él. Lo que sí quisiera aclarar es que no cobro nada en calidad de presidente del Consorcio, jamás pasé ninguna dieta. Solo participé en dos viajes en estos últimos años, por imperativo del cargo. El resto de viajes no estaban relacionados con el Consorcio. Y volviendo a la cuestión, todo el mundo es muy libre de tener aspiraciones, a lo mejor con proyecciones políticas que yo no tengo. Pero lo que no se puede consentir es la imposición. Las imposiciones son propias de dictaduras y nosotros estamos por la democracia.

La presidencia carece de connotaciones políticas como demuestra el hecho de que la ejerzo siendo el único que pertenece al PP. Si las tuviese yo no lo sería

¿Usted se planteó en algún momento dejar la presidencia?

Muchas veces. No una, muchas. Yo no cobro por ejercer la presidencia, mi único interés es que la entidad funcione. Además, yo soy presidente porque una mayoría de compañeros me eligieron. Ojalá esto se transformase en mancomunidad. El Consorcio no deja de ser una unión voluntaria de municipios para tratar los residuos. La Presidencia carece de connotaciones políticas como demuestra el hecho de que la ejerzo siendo el único que pertenece al PP. Si las tuviese es evidente que yo no sería presidente. Resumiendo, el problema es que Oleiros siempre quiso la Presidencia pero el resto de miembros también dijeron, siempre, que la persona no era la idónea. No hay más historia: uno que quiere la Presidencia y el resto que no.

Comentarios