Martes 11.12.2018

Jesús Veiga se convierte en alcalde de Miño gracias a los siete votos del PP

Jesús Veiga Sabín es el nuevo alcalde de Miño. El pleno municipal extraordinario celebrado este miércoles en A Carreira eligió al que fuera número dos de la lista electoral del PP en 2011 para sustituir a Juan Maceiras

veiga recoge el bastón de mando, minutos después de prometer su cargo como alcalde de miño	patricia g. fraga
veiga recoge el bastón de mando, minutos después de prometer su cargo como alcalde de miño patricia g. fraga

Jesús Veiga Sabín es el nuevo alcalde de Miño. El pleno municipal extraordinario celebrado este miércoles en A Carreira eligió al que fuera número dos de la lista electoral del PP en 2011 para sustituir a Juan Maceiras, que renunció a su cargo hace solo unos días, a solo unos meses de cumplir su décimo aniversario como regidor miñense, pues fue investido por primera vez en 2003, como aspirante de la Candidatura Independiente de Miño.

Los siete concejales del Partido Popular, entre los que se encontraba el propio Juan Maceiras, fueron suficientes para proclamar a Jesús Veiga. El PSdeG-PSOE, con seis ediles, respaldó la designación de su portavoz, Manuel Vázquez Faraldo.

Ni los formalismos de la sesión de investidura evitaron el cruce de acusaciones entre el PP y el PSOE. Veiga, que inició su discurso emocionado, reprochó a los socialistas las duras acusaciones vertidas en los últimos días contra Maceiras. Por su parte, Vázquez Faraldo recrimió al alcalde entrante su desprecio “al ofrecimiento de colaboración del grupo socialista para que toda la corpioración trabaje en la misma dirección para afrontar los difíciles dos años y medio que restan de este mandato”, expuso el portavoz municipal del PSOE.

"Acierto y suerte"

El PSOE abrió el turno de intervenciones y, aunque sus concejales expresaron sus mejores deseos de “acierto y suerte”, apuntaron a que, a pesar del nombramiento, no cabía dar la bienvenida, “pues Jesús Veiga lleva más de treinta años en el Ayuntamiento de Miño”.

Para los socialistas, su larga trayectoria en el consistorio “marca al alcalde con el hándicap de la experencia pues no podrá alegar la ‘herencia recibida’ como excusa a los múltiples y graves problemas que padece el Concello de Miño, al estar él mismo presente en todos y cada uno de ellos”, proclamó Vázquez.

Así, los socialistas no renunciaron a poner sobre la mesa asuntos tan áridos como Costa Miño Golf, la macrourbanización de Martinsa-Fadesa en Perbes, o Monte Piñeiro, ni a preguntar “cuál va a ser su programa gobierno”, intereresarse por “si seguirá pagando dos asesores” o aclarar si, en la “Era Veiga”, los plenos van a seguir a las 14.00.

Comentarios