miércoles 30/9/20

Intervienen droga en pequeñas cantidades durante una redada en Rosalía de Castro

La Guardia Civil, con el apoyo de la Policía Local, actuó este fin se semana en la calle de Rosalía de Castro atendiendo a la solicitud de colaboración de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado cursada el pasado día 5 desde el Ayuntamiento de Betanzos.
Las patrullas quedaron estacionadas en plena calle
Las patrullas quedaron estacionadas en plena calle

La Guardia Civil, con el apoyo de la Policía Local, actuó este fin se semana en la calle de Rosalía de Castro atendiendo a la solicitud de colaboración de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado cursada el pasado día 5 desde el Ayuntamiento de Betanzos.

El malestar vecinal por los altercados callejeros y los ruidos registrados –sobre todo– durante las madrugadas del sábado y del domingo, así como la temeridad al volante de algunos conductores precipitaron la petición de los responsables del consistorio, visiblemente preocupado por la intranquilidad de los residentes, y la intervención de la Guardia Civil.

En la operación, que se completó con labores de vigilancia en distintos puntos, y controles de alcoholemia en los accesos al casco urbano, de los que se ocupó la Policía Loca, se intervinieron pequeñas cantidades de drogas y, según algunas fuentes policiales, se procedió a la identificación de al menos dos porteros de discotecas de la calle de Rosalía de Castro, aunque sin detenciones.

El gobierno municipal explicó que el objetivo de la operación llevada a cabo por la Guardia Civil en colaboración con la Policía Local a raíz de ciertas situaciones que se estaban produciendo en la zona, pasaba por un mayor control de la actividad en el entorno, para lo que se desplegó un dispositivo especial y extraordonario en el que participaron al menos cuatro patrullas de la Guardia Civil.

El instituto armado precisó que se trató de un control rutinario desplegado por la unidad especial de control de estupefacientes, que se efectúa de forma aleatoria “en zonas de ocio” de todo el país. A esta unidad pertenecen 18 efectivos, de ahí la sorpresa inicial de los vecinos por la cantidad de vehículos de la Guardia Civil.

En cuanto a las identificaciones realizadas, fuentes policiales señalaron que, de la misma manera, es un procedimiento habitual si existe un motivo fundado. Este sería el caso, ya que los porteros de discotecas, en la actualidad, deben disponer de una habilitación especial, un certificado que lo acredite para ejercer este trabajo.

Test > En relación con los test de alcoholemia efectuados por los agentes municipales, estos se realizan desde hace varios meses, y en ellos se emplea un vehículo, como apoyo, destinado al municipio por la Dirección General de Tráfico, cuya presencia en la ciudad sorprendió en su momento al vecindario por sus características, ya que se trata de un furgón de mayores dimensiones al que es habitual en Betanzos.

El gobierno local agradeció la colaboración mostrada por la Guardia Civil y de la Policía Nacional para “atajar” dos situaciones de preocupación vecinal, tanto la demostrada en la madrugada del domingo en la calle Rosalía de Castro y vías adyacentes, como la de la semana pasada en las calles de Quiroga y Noas, ambas en el casco histórico de la ciudad, en las que se procedió a la detención de una banda de rumanos, que, al parecer, estaban causando cierta sensación de inseguridad entre los vecinos.

La actuación desarrollada en la zona monumental correspondió a la Policía Nacional que, desde hace tres meses, seguía los pasos de los implicados, y contó con la colaboración de la Policía Local, que se encargó de la vigilancia de los accesos a la zona y del cierre de las calles de San Francisco, Pescadería, Noas, Roldán, Quiroga, Os Cabildos y Os Ferreiros, con el objetivo de evitar que los individuos sospechosos pudieran escapar.

Comentarios