lunes 28/9/20

Intervención urge la elaboración de un Plan Económico Financiero en Miño

Preocupación en Miño. La liquidación de las cuentas de 2016 arroja unas cifras demoledoras que obligan a tomar medidas para encarar la situación de un municipio con una deuda (330%) que triplica el máximo permitido (100%).

El alcalde, Ricardo Sánchez Oroza, que gobierna con el PP, durante un pleno | archivo ec
El alcalde, Ricardo Sánchez Oroza, que gobierna con el PP, durante un pleno | archivo ec

Preocupación en Miño. La liquidación de las cuentas de 2016 arroja unas cifras demoledoras que obligan a tomar medidas para encarar la situación de un municipio con una deuda (330%) que triplica el máximo permitido (100%). La interventora municipal señala en un informe que serán necesarias “medidas estructurales profundas para 2018” y la inmediata elaboración de un Plan Económico Financiero para Miño. 
Teniendo en cuenta que la Ley de Estabilidad Presupuestaria exige la redacción de este plan en el plazo máximo de un mes desde la constatación del incumplimiento, el PSOE, único partido de la oposición, instó a la secretaria municipal a aclarar si este está elaborado, “lo que la habilitada nacional negó”, explicó el portavoz socialista, Manuel Vázquez 
Faraldo, que también solicitó informes sobre las causas y responsabilidades de “este retraso injustificado”, con la idea de tomar las medidas judiciales o administrativas que pudiesen corresponder, adelantaron desde el PSOE.
 “Una deuda viva del 300,25%, ahorro neto negativo (-1,2 millones), el absoluto incumplimiento del objetivo de regla de gasto (superándolo en más de 12,2 millones) y del objetivo de estabilidad presupuestaria (con una necesidad de financiación mayor de 11,6 millones) dejan al Ayuntamiento de Miño sin margen de maniobra en cuanto a la concertación de nuevas operaciones de crédito”, denunciaron los socialistas haciéndose eco de las conclusiones del propio informe de Intervención, que insiste en que todo ello “indica la falta de capacidad de esta entidad para hacer frente a sus compromisos de gastos”. 
La oposición, por su parte, carga contra el Gobierno local, al que cuestiona su irresponsabilidad, el hecho de dejar pasar el tiempo y el esperar a que el Estado amplíe el plazo de devolución de los 12,5 millones. “Es evidente que esta actitud negligente pretende dilatar los plazos para dejar el ‘muerto’ a la próxima corporación”, denuncia. l

Comentarios