lunes 3/8/20

La instalación de dos pasos elevados en la N-VI en Perillo se iniciará en 2017

Las obras de instalación de dos pasos elevados en el núcleo de Perillo sobre la carretera nacional N-VI se iniciarán a principios de 2017.

Los pasos elevados se instalarán entre el cruce de Solymar y O Seixo
Los pasos elevados se instalarán entre el cruce de Solymar y O Seixo

Las obras de instalación de dos pasos elevados en el núcleo de Perillo sobre la carretera nacional N-VI se iniciarán a principios de 2017.
Ese al menos es el compromiso que, según el alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane, adquirió el Ministerio de Fomento con él en un encuentro que tuvo lugar la pasada semana.
El regidor, en su habitual intervención de los lunes en la emisora local de la Cadena Cope, indicaba que ayer se encontraba a la espera de que el mencionado ministerio le remitiese los detalles sobre las dos infraestructuras que se instalarán en el tramo que discurre entre la intersección de Solymar y la zona de O Seixo, en el límite con la parroquia cambresa de O Temple.

túnel
Cabe recordar que la semana pasada García Seoane anunciaba que Fomento se había comprometido a habilitar una partida en los presupuestos del Estado del próximo ejercicio destinada al inicio de las obras del cruce de Solymar.
Según él, el proyecto consiste en la construcción de un túnel y de una rotonda en superficie que supondría una inversión de 16 millones de euros.
El encuentro, siempre por declaraciones del mandatario local, sirvió también para analizar una posible ampliación del puente de A Pasaxe. En este caso los técnicos de Fomento están valorando la posibilidad de duplicar la actual estructura con la construcción de un puente paralelo.

reunión con los vecinos
Asimismo, García Seoane anunció que esta misma semana tendrá lugar una asamblea con los vecinos de Perillo para informarles de las conversaciones mantenidas con los representantes del Ministerio de Fomento.
Insistió en la amenaza de convocar concentraciones de protesta si el Gobierno no cumple con los acuerdos adquiridos con el Ayuntamiento.
El alcalde recuerda que además de las más de 4.000 personas que residen en Perillo en el tramo de la N-VI que se quiere mejorar, unos 100.000 vehículos circulan diariamente por la zona provocando retenciones.

Comentarios