domingo 29/11/20

Ingresa en prisión el presunto autor del atropello mortal de O Burgo

El juzgado de Instrucción número uno de A Coruña decretó ayer el ingreso en prisión comunicada y sin fianza para el supuesto autor confeso de un atropello mortal ocurrido el pasado día 2 de enero en O Burgo.

La furgoneta blanca implicada en el atropello permanecía ayer estacionada en el parking de la Policía Local de Culleredo
La furgoneta blanca implicada en el atropello permanecía ayer estacionada en el parking de la Policía Local de Culleredo

El juzgado de Instrucción número uno de A Coruña decretó ayer el ingreso en prisión comunicada y sin fianza para el supuesto autor confeso de un atropello mortal ocurrido el pasado día 2 de enero en O Burgo.
Fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) indicaron que el detenido, un varón de mediana edad padre de familia que fue arrestado el pasado viernes en Culleredo, pasó ayer a disposición judicial.
El juez titular decretó su ingreso inmediato en prisión comunicada y sin fianza, al estar investigado por tres supuestos delitos: homicidio imprudente, omisión del deber de socorro y conducir sin permiso, al haber perdido todos los puntos.

Operativo
Su detención se produjo tras un operativo realizado por la Guardia Civil y la Policía Local del municipio, que investigaron durante casi dos meses quién era el autor del atropello, pues el ahora detenido se fugó del escenario.
Los hechos ocurrieron a las 0.30 horas del 2 de enero en la avenida de A Coruña, en O Burgo, donde un hombre de 68 años identificado con las iniciales J.S.G. falleció después de ser arrollado por una furgoneta blanca que ayer todavía permanecía estacionada en el parking de la comisaría de la Policía Local cullerdense. Según fuentes de los agentes, con la única pista de una grabación de una cámara interior de una entidad bancaria, los investigadores concluyeron que el vehículo fugado podría ser una furgoneta, aunque no pudieron determinar la marca ni ningún dato de la matrícula.
Ocho mil vehículos 
La Policía Local elaboró una lista con casi 8.000 vehículos que podían coincidir con esa descripción en la comarca coruñesa y reclamaron la colaboración del resto de policías locales, además de difundir los datos en desguaces y talleres de chapa y pintura.
Después de semanas de intenso trabajo, agentes policiales de Arteixo alertaron de que habían visto una furgoneta que podía coincidir con la descripción y que tenía un golpe en un faro, que estaba roto, que podía responder al atropello. Esta fue entonces precintada y analizada. El supuesto conductor fue detenido y, aunque al principio negó su vinculación, más tarde confesó que había atropellado a la víctima aquella noche, en un caso que pudo tratarse de un despiste, según las hipótesis de los investigadores. l

Comentarios