miércoles 20/1/21

Infraestruturas licitará este año las obras de acondicionamiento de la AC-231 a su paso por Curtis

La conselleira anunció las obras en su visita para supervisar la actuación en el Cruce do Empalme

La conselleira, Ethel Vázquez, y el alcalde, Javier Caínzos, durante su visita al Cruce do Empalme
La conselleira, Ethel Vázquez, y el alcalde, Javier Caínzos, durante su visita al Cruce do Empalme

La Xunta destaca el notable incremento de la seguridad en el Cruce do Empalme, en Curtis, una vez completadas las obras en la AC-840. En concreto, la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade invirtió 230.000 euros en la construcción de una glorieta en la intersección entre esta vía y la AC-230. La conselleira, Ethel Vázquez, que se desplazó hasta el municipio curtiense para conocer el resultado de las actuaciones, acompañada por el alcalde, Javier Caínzos, destacó “a mellora da seguridade conseguida neste Cruce do Empalme”, señalado como uno de los “puntos negros” del interior de A Coruña.

Desde la Xunta incidieron en la necesidad de esta obra, “xa que este punto contaba con visibilidade reducida debido a un cambio de rasante próximo” y que las actuaciones llevadas a cabo “mellora a seguridade nesta contorna ao permitir os xiros en condicións máis seguras e de maior visibilidade”, precisó Vázquez.

Además, de acondicionaron los accesos, que se dotaron de aceras, aplicando criterios de sostenibilidad para garantizar “unha mobilidade máis saudable e sustentable que atenden a criterios de integración paisaxística, sustentabilidade pero, ante todo, o reforzo da seguridad” de los residentes en este núcleo de Curtis.

Senda
La conselleira expuso que, si bien la actuación puede parecer menor, “é moi beneficiosa para dotar de maior seguridade aos usuarios destas tres estradas, que contan cun tráfico local elevado ao ser moi utilizadas polos veciños deste concello pero tamén dos arredores”, añadió Vázquez.

En este sentido, recordó que esta infraestructura se suma a la senda peatonal, en uso desde el pasado verano, alcanzando una inversión de unos 700.000 euros por parte de la Xunta.

La senda, de 1,7 kilómetros, transcurre por el margen derecho de la carretera y conecta el Alto da Espeniña con la intersección de O Empalme. Con estas actuaciones se dota la zona, donde se concentran viviendas, servicios y equipamientos, “dunha infraestrutura segura, sustentable e integrada na paisaxe, para o tránsito a pé”. añadió Ethel Vázquez.

El itinerario permite completar un recorrido peatonal que llega tanto al municipio de Oza-Cesuras como al de Vilasantar. 

Calidad
Asimismo, se acondicionó el cruce con la carretera del cementerio y se dispusieron dos muros de contención, que eran necesarios para garantizar la seguridad en este tramo de Curtis.

La responsable de Infraestruturas reiteró que la Xunta sigueapostando por “unha mobilidade sostible e segura, que incida positivamente na calidade de vida dos cidadáns” y, en este sentido, durante su visita adelantó “a licitación a finais de ano dun proxecto de mellora de firme nesta mesma vía e da AC-231 ao seu paso polo municipio, cun investimento que chegará aos 238.000 euros”, apostilló Vázquez.

Comentarios