domingo 20.10.2019

Un hombre sufre un atraco a mano armada y una paliza en pleno centro

El centro urbano de Sada vivió en la jornada de ayer un suceso que en pocas ocasiones se ve a plena luz del día. Un atraco a mano armada perpetrado con una paliza incluida a la víctima y con el robo de varios cientos de euros, según los primeros testimonios.

El asalto se produjo en la Travesía de la Obra, a escasos metros del Ayuntamiento	pedro puig
El asalto se produjo en la Travesía de la Obra, a escasos metros del Ayuntamiento pedro puig

El centro urbano de Sada vivió en la jornada de ayer un suceso que en pocas ocasiones se ve a plena luz del día. Un atraco a mano armada perpetrado con una paliza incluida a la víctima y con el robo de varios cientos de euros, según los primeros testimonios.
Los hechos se produjeron en la calle de la Travesía de la Obra, a pocos metros del inmueble de la Sociedad Recreativa y del edificio administrativo del Ayuntamiento, a eso de las doce y media de la mañana. Es decir, a la luz del sol y sin ningún tipo de miramiento, en las inmediaciones de un portal de viviendas.
Según trascendió ayer, las sospechas de la Policía Local están encaminadas a que la víctima, un hombre de mediana edad, era seguida desde hacía días por los asaltantes –dos personas jóvenes y al menos uno de ellos vecino de A Coruña–, que eran perfectamente conscientes de los movimientos que realizaba y qué era lo que podían sacar de él.

cara ensangrentada
A pesar de que los dos delincuentes portaban cuchillos –algunos testigos hablan también de un cutter–, estas armas no llegaron a utilizarse, aunque la víctima sí que recibió una buena paliza física por parte de los jóvenes, lo que le dejó con la cara muy ensangrentada y, posiblemente, rotura de los huesos de la nariz.
Por ello, fue necesaria su evacuación al centro de salud para ser atendido de las lesiones que le habían ocasionado en el momento del atraco, cuyos autores se llevaron además “cientos de euros” que llevaba encima, supuestamente después de haber realizado un cobro hacía escasos momentos. Tras el forcejeo, la paliza y el robo, los agresores se dispusieron a huir de la zona, lo que a uno de los dos le resultó imposible, pudiendo únicamente uno de ellos escapar.
El joven detenido lo fue en gran medida por la colaboración ciudadana, ya que la Policía Local le capturó gracias al apoyo de los vecinos, testigos de los acontecimientos.
Además, era quien llevaba el dinero que habían robado, por lo que la totalidad del botín  pudo ser recuperado.
Los vecinos de la zona llegaron a ver a los dos asaltantes, uno de los cuales –de poco más de 20 años, según las primeras informaciones– fue reconocido enseguida por los agentes y pasó inmediatamente a disposición judicial tras ser capturado.
El otro, por el momento, no ha sido localizado, pero tanto la Guardia Civil como la propia Policía Local de Sada siguen trabajando para dar con él.

Comentarios