Un hombre atraca a punta de pistola y a cara descubierta una sucursal bancaria en Guísamo

Un individuo de mediana edad atracó ayer, a punta de pistola, una sucursal bancaria de Bergondo. Los hechos ocurrieron minutos antes de las 09.00 horas .

Un hombre atraca a punta de pistola y a cara descubierta una sucursal bancaria en Guísamo
Los hechos ocurrieron alrededor de las nueve de la mañana, informaron la Guardia Civil y la Policía Local | JAvier AlboréS
Los hechos ocurrieron alrededor de las nueve de la mañana, informaron la Guardia Civil y la Policía Local | JAvier AlboréS

Un individuo de mediana edad atracó ayer, a punta de pistola, una sucursal bancaria de Bergondo. Los hechos ocurrieron minutos antes de las 09.00 horas en la oficina del Banco Santander en Guísamo cuando el hombre, que actuó a carga descubierta y armado con una pistola, que se investiga si era de verdad o simulada, encañonó a dos empleadas y un cliente, que “no sufrieron ningún daño”, confirmaron tanto los cuerpos de seguridad como el Ayuntamiento de Bergondo.
El atracador abandonó el banco con el botín de la caja, que está por cuantificar y que podría alcanzar los 4.000 euros, y no se descarta que otra persona lo estuviese esperando en un coche en el entorno, ya que tanto la Guardia Civil como la Policía Local de Bergondo coordinaron, casi de inmediato, un “amplio operativo” para dar con el paradero del atracador, sin advertir ningún movimiento en el núcleo, que atraviesa la Nacional-VI. Algunos testigos indican que, además, el hombre se desprendió de la ropa que llevaba durante el atraco.

Cámaras de Seguridad
La Guardia Civil revisó las cámaras de seguridad de la sucursal para intentar identificar al autor del asalto, según explicó la alcaldesa, Alejandra Pérez Máquez. 
Comentó que las empleadas y el cliente, un empresario de la misma calle, “no opusieron resistencia” para “no poner en peligro a nadie” y que, una vez que se hizo con el botín, el hombre “escapó corriendo, a pie”, aunque “se sospecha que tenía algún compañero cerca en algún camino” para huir en un coche porque, sólo unos minutos después, al llegar los cuerpos de seguridad realizaron una batida y no hallaron ni en los alrededores ni en los núcleos más próximos a Guísamo.
Desde el Ayuntamiento de Bergondo incidieron en que “hacía bastante tiempo” que no se registraba un incidente como éste en el municipio, pero que “hace años era más habitual”, reconoció Alejandra Pérez Máquez.
En este sentido, la alcaldesa precisó que “hubo una época, hace años, que en tres meses entraban varias veces” en entidades bancarias ubicadas en Guísamo.
También otra sucursal de esta entidad en el municipio, ahora desaparecida, sufrió varios atracos en sus oficinas de Carrio. l