lunes 3/8/20

La Guardia Civil blinda el tramo de Betanzos a Melide para evitar nuevos accidentes en la AC-840

El Sector de Tráfico de la Guardia Civil de Galicia “blindó” la AC-840 entre Betanzos y Agolada, a su paso por Oza-Cesuras, Curtis y Melide, con la intención de reducir la siniestralidad en esta carretera, con dos víctimas mortales solo en el último mes, en sendos accidentes en Trasanquelos.

La vigilancia tendrá una duración “indeterminada en el tiempo”, según informó Tráfico de Galicia
La vigilancia tendrá una duración “indeterminada en el tiempo”, según informó Tráfico de Galicia

El Sector de Tráfico de la Guardia Civil de Galicia “blindó” la AC-840 entre Betanzos y Agolada, a su paso por Oza-Cesuras, Curtis y Melide, con la intención de reducir la siniestralidad en esta carretera, con dos víctimas mortales solo en el último mes, en sendos accidentes en Trasanquelos.
El resultado del operativo desplegado se resume en cuarenta denuncias en materia de seguridad vial, con doce positivos por alcohol y drogas al volante, según comunicó Tráfico de Galicia.
En esta ocasión, la Guardia Civil movilizó varias patrullas que extremaron la vigilancia sobre diversos aspectos como la velocidad o el consumo de alcohol y drogas, tanto el sábado 20 como el domingo 21. “Es una vía que cuenta con un especial incremento de circulación los fines de semana”, indicaron desde Tráfico, que adelantó que esta vigilancia “tendrá una duración indeterminada en el tiempo” y se completará con informes sobre la carretera, de los que se encargan los equipos de Atestados de la Guardia Civil. En ellos se recogen una serie de “propuestas de mejora de la infraestructura que pueden contribuir a reducir los siniestros en la zona”, sobre todo en el tramo de Oza-Cesuras y Curtis.

Infracciones
Solo el domingo por la tarde se cursaron cuarenta denuncias en materia de seguridad vial, quince relativas a las condiciones técnicas de los vehículos, precisó la Guardia Civil. Además, se detectaron seis conductores que superaban la tasa de alcohol y otros seis que dieron resultado positivo por presencia de drogas en el organismo estando al volante cuando circulaban por la AC-840.
En total, se procedió a inmovilizar a doce conductores por dar positivo en alcohol y drogas en la carretera Betanzos-Agolada.
También se detectó un conductor que carecía de permiso de conducción, por lo que se le instruyeron diligencias para la celebración de un juicio rápido, explicaron los agentes antes de insistir en que “detrás de un accidente de circulación casi siempre hay una infracción al reglamento, de ahí la importancia de tratar de cumplir las normas”, resumieron desde Tráfico de A Coruña.

Víctimas
La presencia policial de los últimos días en la carretera AC-840 (Betanzos-Agolada), que discurre por Oza-Cesuras, Curtis y Melide, respondió a la necesidad de atajar los graves accidentes de circulación que registra esta vía, con dos fallecidos por accidentes de tráfico en el último mes, dede el 15 de diciembre al pasado día 16.
Porque el objetivo es tratar así de evitar las terribles consecuencias de siniestros con víctimas mortales como el ocurrido en diciembre en el que un turismo colisionó contra un camión en Trasanquelos y en el que murió una mujer, o el más reciente del 16 de enero en perdió la vida un hombre de 57 años de Palas de Rei.

Comentarios