jueves 3/12/20

El Gobierno pedirá la ejecución de la sentencia para acceder ya a Meirás

El ministro de Justicia se reunió telemáticamente con el equipo de la Abogacía del Estado en Galicia
Juan Carlos Campo, durante la reunión por videoconferencia con los abogados del Estado | CHEMA MOYA (EFE)
Juan Carlos Campo, durante la reunión por videoconferencia con los abogados del Estado | CHEMA MOYA (EFE)

El Gobierno va a pedir la ejecución provisional de la sentencia que determinó que el pazo de Meirás, en Sada, es propiedad del Estado para que la familia Franco haga entrega cuanto antes de la finca, sin esperar a que se resuelva el recurso que ha presentado.

Lo anunció ayer el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, tras participar en una videoconferencia con el equipo de la Abogacía del Estado en Galicia, al que agradeció el trabajo realizado y con el que analizó los próximos pasos.

La familia ha recurrido ante la Audiencia Provincial y la recuperación de la que fuera residencia de verano del dictador podría dilatarse un año o dos, por lo que se ha decidido solicitar la ejecución provisional del fallo del Juzgado número 1 de Primera Instancia de A Coruña. En él se consideró acreditado que la compraventa del pazo en 1941 fue un negocio simulado y nulo para inscribir la finca como propiedad privada de Francisco Franco y se estimaba que los herederos no tenían derecho a percibir indemnización.

“Es la reparación de una deuda histórica, una obligación que tiene el Estado de fomentar la reconciliación desde el recuerdo, y no desde el olvido”, dijo Campo.

Con “respeto absoluto” a las resoluciones judiciales, explicó el ministro, ahora el Estado cuenta con una sentencia que, además de ayudar a superar esa deuda histórica, permite instar una ejecución provisional.

Pruebas irrefutables

Justicia considera que las pruebas son irrefutables y la sentencia clara, al demostrar que el pazo, que fue mantenido, gestionado y rehabilitado con dinero público desde 1938 a 1975, nunca perteneció legalmente a la familia Franco. “Este Gobierno ha demostrado que tiene un compromiso con la memoria democrática. Hace un año tuvimos la exhumación del dictador, ahora instamos la ejecución provisional de la devolución a los españoles del pazo de Meirás”, recalcó Campo, convencido de la necesidad de seguir esforzándose por la España de la “convivencia” que nació en la Transición.

Además, la Xunta y el Ayuntamiento de Santiago acordaron ayer la composición del grupo de ocho expertos que valorará acciones para la recuperación de las estatuas de Abraham e Isaac, atribuidas al Mestre Mateo, un equipo que estará presidido por el profesor de Historia Contemporánea en la universidad compostelana Emilio Grandío, de A Coruña.

Comentarios