viernes 4/12/20

La glorieta de Santa Cruz abre al tráfico tras más de un mes en obras

La actuación permite mejorar la circulación en la zona y ampliar las plazas de estacionamiento

La rotonda comenzó ayer a funcionar y la circulación no se vio afectada | quintana
La rotonda comenzó ayer a funcionar y la circulación no se vio afectada | quintana

La glorieta de Santa Cruz abrió ayer al tráfico tras más de un mes de obras en el núcleo oleirense,  una infraestructura que sirve, según explicó el Gobierno local, para mejorar “notablemente” la circulación y ampliar el número de estacionamientos.
Los vehículos pueden ahora incorporarse desde la calle de Concepción Arenal hacia la avenida de Emilia Pardo Bazán. Aunque la obra no está finalizada por completo, el Ayuntamiento añade que solo será necesario realizar algunos cortes temporales para rematar los trabajos.
El Gobierno de Ángel García Seoane, a pesar de que la vía es de titularidad autonómica, expropió los terrenos precisos para la ejecución de la glorieta y redactó el proyecto de su construcción. La infraestructura viaria, que se ubica en los terrenos que ocupaba la gasolinera, supone una inversión de medio millón de euros, teniendo en cuenta que cuando se sacó a licitación el presupuesto máximo quedó estipulado en 600.000 euros.
La intervención incluye varios pasos de peatones para garantizar la seguridad y plazas de aparcamiento público para facilitar el estacionamiento en un núcleo donde en ocasiones resulta complicado aparcar, como es Santa Cruz.
Antes de iniciar los trabajos se retiraron los tanques de combustible de la gasolinera, en el marco de un proceso de descontaminación que se completó con la retirada del asfalto y las excavaciones para quitar los depósitos y eliminar la tierra contaminada para llenar el hueco con tierra vegetal. La rotonda, cuyo proyecto nace en 2002 con la intención de evitar los atascos pero que se demoró por la necesidad de expropiar la estación de servicio, que no culminó hasta el 2016, tiene las características de la denominada “turboglorieta”, con la particularidad de que la señalización horizontal encauza a los vehículos a tomarla según su destino.

Sol y Mar
Por otra parte, el Gobierno local celebra que se haya aprobado el proyecto para realizar la actuación en Sol y Mar, aunque el Consistorio afirma que “a alegría é parcial e non será total ata que o Ministerio de Fomento contrate a obra en 2018”.
La actuación apareció ayer publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) con las alegaciones del Ayuntamiento oleirense.

Comentarios