jueves 24/9/20

El Feirón de Vilaboa retoma su actividad tras el parón de agosto por las restricciones

La cita se reanudó en la avenida de Rutis con más de un centenar de puestos de todos los ámbitos
El Feirón de Vilaboa se celebró con medidas de seguridad | quintana
El Feirón de Vilaboa se celebró con medidas de seguridad | quintana

El Feirón de Vilaboa retomó ayer su actividad tras el parón realizado el mes pasado por las medidas extraordinarias impuestas por la pandemia. Lo hizo en su emplazamiento original, en la avenida de Rutis y la calle de Vicente Risco. 
La normalidad marcó una convocatoria que, desde las 10.00 horas, recibió la visita de decenas de ciudadanos, asiduos a una de las grandes ferias tradicionales del área metropolitana, que se celebra los segundos domingos de cada mes en Vilaboa y que concentra más de cien puestos de todos los ámbitos.
Para su vuelta se activaron medidas especiales de seguridad por el Covid-19, siento obligatorio el uso de la mascarilla para todos los asistentes, que también dispusieron de gel hidroalcohólico para garantizar la higiene en varios puntos de desinfección habilitados por el Ayuntamiento de Culleredo. 
Asimismo, se cuidó la adecuada separación entre los puestos y la colocación de elementos protectores. Fue el domingo 9 de agosto cuando el Ayuntamiento se vio obligado a cancelar este evento debido a las medidas sanitarias tomadas por los rebrotes de coronavirus en el área.

Cambio de emplazamiento
Durante el mes de junio, por motivos de seguridad y protección de vecinos y clientes, el Feirón se trasladó al paseo marítimo de O Burgo, de modo temporal. Se trataba de un espacio más amplio donde la adopción de medidas de seguridad y protección para los usuarios resultaba menos complicada. Además, se desarrolló en forma de una versión reducida, ceñida al sector de la alimentación y de la producción local. Los puestos disponibles eran 46 y hubo pulpeira.

Comentarios