domingo 20.10.2019

La Feira Medieval superó la previsión más optimista y los números de 2016

Entusiasmo por el dato de visitantes y malestar por la indolencia de determinados puestos instaladas durante la Feira Franca Medieval de 2017.

Las tareas de limpieza se alargarán durante varios días, e incluirán el casco histórico y la plaza de García Irmáns
Las tareas de limpieza se alargarán durante varios días, e incluirán el casco histórico y la plaza de García Irmáns

Entusiasmo por el dato de visitantes y malestar por la indolencia de determinados puestos instaladas durante la Feira Franca Medieval de 2017. Los números son incontestables y, a la espera de la valoración de los técnicos, con los que el alcalde se reunirá en las próximas horas para analizar los resultados, Ramón García Vázquez destacó la “altísima participación en la cita, el movimiento económico que genera y la repercusión y promoción que esta supone para Betanzos.


Los betanceiros, aunque complacidos por la cantidad, han empezado a cuestionar la imagen ofrecida en los últimos años y, en particular, en esta vigésima edición, de las paradas distribuidas por las calles del casco histórico, con “bombonas de butano a la vista”, vasos de plástico y platos de aluminio, y productos que “claramente no se conocían en la Edad Media”. No en vano, insisten en que la implicación ciudadana y la propia historia de la ciudad son, además del entorno donde se desarrolla, las claves del éxito de la Feria Franca de Betanzos. “Si no tomamos medidas, corremos el riesgo de morir de éxito”, comenta una vecina, que integró la comisión organizadora de las primeras convocatorias, en la plaza de los Irmáns García Naveira.


Los servicios municipales comenzaron las labores de limpieza, que se alargarán durante varios días hasta retirar las telas y estandartes decorativos colocados la pasada semana por el Ayuntamiento de Betanzos.
En cuanto a los resultados, el alcalde apuntó a una afluencia multitudinaria, “especialmente durante la tarde-noche del sábado y del domingo, superando las cifras de 2016”. En este sentido, subrayó lo que supone para la ciudad a nivel no sólo económico sino en cuanto a repercusión y promoción de Betanzos”. La meteorología también colaboró y, en muchos momentos, se superaron superaron ampliamente las previsiones, lo que es un indicativo “de la dimensión que alcanza esta feria y la repercusión que tiene ya no sólo en la comarca sino a nivel gallego”, añadió García.


Pero si por algo destaca el municipio es por la entrega de los voluntarios que participan en las distintas escenas, y de los servicios municipales, que se vuelcan con la celebración, particularmente de las Áreas Promoción Económica y Organización de Eventos. “Hacen posible que cada edición sea un éxito”, indicaron desde el Gobierno de Betanzos.

Comentarios