lunes 14.10.2019

El tesoro oculto de Monteagudo que renació gracias a la devoción popular

Una pequeña ermita corona el monte de A Estrela, en la parroquia de Monteagudo. El santuario data del siglo XVI y existe gracias a la devoción popular.
Los muros de la capilla sobreviven en la cima del monte de A Estrela, en la parroquia de Monteagudo
Los muros de la capilla sobreviven en la cima del monte de A Estrela, en la parroquia de Monteagudo

Una pequeña ermita corona el monte de A Estrela, en la parroquia de Monteagudo. El santuario data del siglo XVI y existe gracias a la devoción popular. Hasta hace unos años, el templo solo era recordado por muy pocos de la parroquia y solo los más veteranos recordaban las romerías populares que allí se celebraban.

Fueron los propios vecinos, según la documentación recogida en un libro sobre la ermita y editado por la asociación Monte da Estrela, encargado a Beatriz Castro e Iago Rodríguez, los que quisieron demostrar de esta manera su culto mariano relacionado con algún milagro cuya leyenda se ha perdido con los siglos.

Formaba parte de un camino mariano desde A Coruña hasta corme, en donde existía el culto a la virxe da estrela

Como señalan los autores, aunque por norma general la Virxe da Estrela se relaciona con la protección de los marineros, en el caso de Arteixo tiene que ver con la misma creencia de la luz que guió a los Reyes Magos.

Hace unos años, la asociación cultural arteixana quiso poner en valor los restos de este templo. Al mismo tiempo, la asociación de vecinos de Monteagudo también retomó la romería popular, la procesión hasta la ermita y una misa de campaña que sustituye a la que antaño se celebraba en la capilla.

advocación

Un dato curioso que ponen de relieve los autores de la obra es la importancia del culto a la Virxe da Estrela en municipios cercanos. De hecho, incluso en la Colegiata de A Coruña se profesaban las creencias populares.

La devoción herculina es más tardía que la arteixana pero en este caso se conoce el momento en el que empezó. A la imagen de la Estrela que custodia el templo coruñés se le atribuye el milagro de “afastar unha frota inglesa que axexaba as costas da cidade herculina en 1702”.

Pero este culto va mucho más allá e incluso pertenecen a una peregrinación que también se ha perdido con el paso de los años.

En Corme también existía una capilla con la misma advocación y que estaba unida a su homónima arteixana a través de una vía medieval y que pasaría por Ponteceso, Malpica, Buño e Oza, además de por Lemario e Torás y, desde Oza partiría una desviación costera en donde estarían presentes Razo, Valdaio, Monteagudo, Chamín y Barrañán en dirección a A Coruña.

Erigida en el siglo XVI contó con un período de esplendor en el XVIII. El Concilio de Trento y la intención eclesiástica de regular los cultos católicos llevó a que muchas de estas creencias populares terminasen por desaparecer del mapa, así como la actividad social y comunitaria que representaban estas celebraciones. Una situación que muchas entidades culturales quieren recuperar por la importancia que tenían para la comunidad, como es el caso de la de Arteixo. n

Comentarios