viernes 4/12/20

El público agotó las 3.000 papeletas de votación en el Concurso de Tapas antes de llegar al último día

Las actividades organizadas por el Ayuntamiento para celebrar el magosto en Sada han sido un éxito. Pero por encima de todas ellas hay que destacar la primera edición del Outono de Tapas, que supuso que la gente se animara a salir a probar las creaciones de un total de 13 establecimientos hosteleros de la zona del puerto y del centro urbano.

el concejal josé ángel sánchez
el concejal josé ángel sánchez

Las actividades organizadas por el Ayuntamiento para celebrar el magosto en Sada han sido un éxito. Pero por encima de todas ellas hay que destacar la primera edición del Outono de Tapas, que supuso que la gente se animara a salir a probar las creaciones de un total de 13 establecimientos hosteleros de la zona del puerto y del centro urbano.

La Concejalía de Promoción Económica y Turismo, que dirige José Ángel Sánchez, confirmó que el domingo se tuvieron que editar unas papeletas alternativas debido a que ya el sábado se habían agotado las 3.000 que se habían dispuesto para el desarrollo del certamen con el fin de que los clientes emitieran en ellas sus votos para valorar la mejor tapa de Sada.

Hay que recordar que los negocios participantes lo hicieron con una condición: que sus tapas llevaran algún producto típico de la estación otoñal.

De esta manera, en estas creaciones se podían encontrar platos como filloa rellena con salsa de boletus, nido de patatas paja relleno de morcilla y huevo de codorniz, montadito de bacalao rebozado con pimientos, una tosta de nueces y queso con jamón Serrano, empanada hojaldrada de raxo o solomillo de cerdo ibérico con crema de castañas, entre otros. Todas ellas, por el precio único de un euro.

Pero además, durante estos días –desde el jueves 1 al domingo 4–, se organizaron actividades como la tradicional fiesta de los zonchos, donde los niños se divirtieron elaborando grandes collares de castañas, la celebración de una foliada y diferentes talleres en los que se pudo ver a mayores y pequeños en una carpa en la plaza Suárez Picallo.

Comentarios