lunes 21/9/20

La Diputación apoya con medio millón de euros la contratación de personal para los ayuntamientos del área

El programa PEL-Concellos facilita que este año 500 coruñeses encuentren empleo en su municipio

El presidente de la Diputación destaca que este año se mantendrá la apuesta por priorizar el empleo
El presidente de la Diputación destaca que este año se mantendrá la apuesta por priorizar el empleo

La Diputación apoya con una partida económica de casi medio millón de euros la contratación de personal para los ayuntamientos del área metropolitana.

La iniciativa forma parte del denominado Plan de Emprego Local (PEL), que con un presupuesto de tres millones de euros, permitirá que los municipios de menos de 20.000 habitantes contraten personas desempleadas para la prestación de servicios locales básicos.

El organismo provincial publicó ayer, en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), las asignaciones económicas que corresponden a cada ayuntamientos, que oscilan entre los 19.000 y los 52.000 euros, en función del número de parados registrados en cada uno de ellos.

La totalidad de los municipios que optaban a estas ayudas obtuvieron las subvenciones, excepto Rois, por no tener aprobada y presentada ante los órganos de control externo la última cuenta general del municipio.

Según destacó el presidente provincial, Valentín González Formoso, la Diputación mantendrá en 2019 su apuesta por el empleo como la principal prioridad y el eje transversal de todas sus políticas. En este sentido, recordó que la línea de apoyo a los ayuntamientos del PEL, que en los ejercicios 2017 y 2018 permitió la creación de 921 puestos de trabajo en los ayuntamientos coruñeses, aspira a crear este año alrededor de 500 nuevos empleos, priorizando la inserción laboral de las personas con mayores dificultades.

Apuntó que, con su asignación PEL-Concellos, los gobiernos locales podrán financiar, hasta el 31 de diciembre, los costes salariales y de seguridad social derivados de la contratación de nuevo personal que se destinará a mejorar los servicios municipales.

Los operarios, que deberán ser contratados con una jornada mínima semana de 25 horas, realizarán labores como recogida y tratamiento de residuos, limpieza viaria, mantenimiento de alcantarillado y alumbrado público, mejoras en el acceso a los núcleos de población y pavimentación de caminos, mantenimiento de parques y jardines o trabajos en las bibliotecas municipales.

Dificultades de inserción 
La Diputación exige en las bases del programa que la contratación beneficie especialmente a aquellos colectivos más afectados por el desempleo: mayores de 45 años, parados de larga duración, personas con un grado reconocido de discapacidad, personas pertenecientes a hogares con todos sus miembros en paro y víctimas de violencia de género, entre otros.

Dentro de estos colectivos, los ayuntamientos primarán a aquellas personas que hayan finalizado favorablemente programas de capacitación, formación e integración en el mundo laboral financiados por la Administración

Comentarios