martes 4/8/20

Detenidos dos vecinos de Sada en una operación contra el tráfico de drogas

Distribuían sustancias por toda España desde vehículos con caletas de gran capacidad 

La Guardia Civil les intervino cinco kilos de cocaína y medio de heroína, y dinero en metálico
La Guardia Civil les intervino cinco kilos de cocaína y medio de heroína, y dinero en metálico

El Equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas de la Policía Judicial de la Comandancia de A Coruña detuvo a cuatro hombres –entre ellos, dos sadenses– como presuntos autores de un delito contra la salud pública tras intervenirles cinco kilos de cocaína y medio de heroína, informó la Guardia Civil.

La investigación se inició en el mes de marzo del año pasado, cuando el instituto armado comenzó a sospechar que un vecino del municipio sadense se podría estar desplazando hasta Vilagarcía de Arousa para obtener sustancias estupefacientes que, posteriormente, distribuía a distintos puntos de España.

Las investigaciones policiales realizadas desde entonces y las posteriores entradas y registros en cuatro viviendas en Sada, Viveiro (Lugo), Vilagarcía (Pontevedra) y Bilbao (Vizcaya) permitieron intervenir cinco kilos de cocaína y medio de heroína, 118.000 euros en metálico y cuatro vehículos de gama medio-alta, según los datos aportados por la Guardia Civil de A Coruña. 

Además, se pudo constatar que las sustancias ilícitas no se quedaban solo en Galicia, sino que se distribuían a distintos puntos y varias comunidades de España. 

In fraganti
La Guardia Civil sorprendió in fraganti a uno de los sadenses cuando realizaba una transacción de cinco kilos de cocaína, derivando en las dos primeras detenciones, en Bilbao. 

En un registro posterior se halló medio de heroína y dinero en metálico en una vivienda del municipio vizcaíno de Sopelana.

Seguidamente, se produjo la detención de otro receptor en Viveiro y de la pareja del vendedor en su domicilio de Sada. La operación continúa abierta a la espera de nuevas detenciones, ya que se ordenó la búsqueda y detención de otros dos individuos, informaron desde la Guardia Civil. 

Los investigadores pudieron observar que, a pesar de que solo uno de los autores de los hechos tenía una ocupación legal conocida, todos detenidos llevaban un nivel de vida que resultaba incompatible con sus ingresos, que consistía en el alquiler de chalés, la adquisición de vehículos de alta gama, la realización de viajes o visitas habituales a restaurantes de lujo. 

Las diligencias de la operación, denominada “Parsifal”, se trasladaron al Juzgado de Instrucción número 4 de Betanzos.

Comentarios